Público
Público

Zapatero asegura que "los datos del paro van a mejorar"

Lamenta que, ante las cifras de desempleo, el PP no esté "dispuesto a ayudar" // Afirma que a Rajoy "sólo se le oye cuando le deja Aznar"

IÑIGO ADURIZ

Optimismo a largo plazo. Esto es lo que siente el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, respecto al grave problema de desempleo. El jefe del Ejecutivo anunció que las cifras del paro "van a mejorar", aunque quiso dejar claro que el proceso para recuperar puestos de trabajo "no se hace de la noche a la mañana, con una vara mágica".

Durante una visita a las Islas Canarias, Zapatero hizo así su análisis de las últimas cifras del paro hechas públicas el pasado viernes, que apuntan a que el desempleo afecta ya a más de 4.900.000 personas. El presidente recalcó que no ha sido su Gobierno el que ha generado esta situación, aunque señaló que su equipo está haciendo "lo que España necesita" para mejorarla.

El Gobierno hará nuevas reformas "pese a que a algunos no les guste"

Por la mañana, en un acto en La Laguna (Tenerife), Zapatero reconoció que al Ejecutivo le ha tocado lidiar "un combate duro contra una crisis dura", aunque no por ello ha dejado de lado el sistema de protección social. En este sentido, se comprometió a mantener las prestaciones por desempleo para, al menos, el 75% de los parados.

Sobre la postura del PP, lamentó que ante las cifras del paro no se escuche que están "dispuestos a ayudar". Esto se debe, en su opinión, a sus propios intereses. "Como no confían en sus propias fuerzas, esperar que la crisis les lleve a la victoria", acusó.

El Gobierno llevará a cabo nuevas reformas para dar salida a la crisis pese a quien pese. Con la ayuda de la derecha representada por el principal partido de la oposición, o sin ella. Zapatero anunció que su Ejecutivo seguirá desarrollando "cambios y reformas en todos los ámbitos".

El jefe del Ejecutivo cree que con el PP en la Moncloa "todo serían recortes"

"Aunque lo hagamos solos, aunque nos cueste, aunque nos descalifiquen, las haremos [las reformas], porque nos han dado su confianza los ciudadanos para que les demos un futuro mejor", recalcó. Se trata, según él, de reformar la economía para "hacerla más efectiva", y "superar demasiados años de enriquecimiento gracias a la especulación".

No confía en que, en ese proceso, el PP vaya a arrimar el hombro. "No se compromete con España", aseguró. Zapatero sí cree, pese a ello, en que el Ejecutivo logrará los objetivos que se ha marcado. Confía en que los ajustes permitan crear empleo y que, a la vez, se mantenga la protección social. "Lo vamos a lograr, pese a que a algunos no les guste nada que ese sea el horizonte de confianza, de progreso y de desarrollo del país", dijo.

Zapatero quiso, una vez más, marcar las distancias que separan a su partido del PP. En su opinión, en el caso de que el partido que lidera Mariano Rajoy hubiera tenido que hacer frente a la crisis económica "todo hubiera sido retroceso en derechos". Tampoco cree que los conservadores se preocupen de los parados porque, recordó, cuando gobernaron "el poder adquisitivo del sueldo mínimo se redujo".

Activistas a favor del Sáhara interrumpen la intervención de Zapatero

El presidente cuestionó la solidez del liderazgo de Rajoy. Y es que, aseguró , sólo se le oye "cuando le deja Aznar". Se refirió a las palabras de su predecesor en la Moncloa, que el jueves aseguró que en el PP no tienen "el lío" del PSOE porque los conservadores tienen a Rajoy. "Tenemos a Rajoy que ha perdido dos elecciones y va a perder la tercera", ironizó Zapatero.

Las palabras de Aznar le sirvieron una vez más para destacar la "democracia interna" de su partido a la hora de elegir a sus líderes a través de las primarias. "A la democracia le llaman lío. Pero no, no tenemos ningún lío. Vamos a decidir democráticamente quien es el próximo presidente del Gobierno", zanjó en referencia al proceso que se abrirá en el PSOE después de que él mismo renunciara a ser candidato en las próximas elecciones generales.

Aznar critica a los socialistas por lo que piensa de Gadafi, ironiza

Zapatero aseguró por la tarde, en el acto multitudinario que protagonizó en Las Palmas, que ya ha comprendido porqué Aznar trata "con tanta dureza" a los socialistas. "Después de lo que piensa de Gadafi...", ironizó en referencia a las palabras del expresidente, que consideró al dictador como un "amigo".

Durante los dos actos en los que participó, uno en Tenerife, por la mañana, y otro en la capital insular, por la tarde, se pudieron escuchar gritos que le reclamaban como presidente. En el primero, que se celebró en el pabellón Insular Santiago Martín de La Laguna con capacidad para unas 5.000 personas pero que estaba a medio llenar, la intervención de Zapatero se vio ensombrecida por dos pequeños altercados en el público.

Uno de ellos lo protagonizaron una decena de activistas prosaharauis que lanzaron sus proclamas a favor de la independencia del Sáhara hasta que fueron desalojados. "Nuestra postura es respetar al Sáhara y a Marruecos", les respondió Zapatero. La segunda protesta fue, quizá, más dolorosa. Seis de los asistentes mostraron sus camisetas, con las que completaban el número total de parados.

En el auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas, el ambiente fue mucho más cálido y los asistentes no pararon de ovacionar al presidente.

Más noticias de Política y Sociedad