Público
Público

Zapatero considera que tras la cumbre la crisis "tocará fondo"

El presidente del Gobierno considera que "las expectativas son muy positivas" tras la reunión del G-20

ANA PARDO DE VERA

El presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, en rueda de prensa, tras las decisiones tomadas en la cumbre del G-20, ha considerado que "las expectativas son muy positivas" y ha mostrado su satisfacción por el acuerdo alcanzadopara fijar las bases de un nuevo orden financiero y estimó que la cumbre generará la confianza necesaria para que la recesión "toque fondo" en el segundo semestre del año.

Además, se apuntó al éxito del G-20 cuando, al finalizar la cumbre, explicó que las conclusiones dan luz verde, gracias a España y tras un largo debate, al "principio del fin de los paraísos fiscales".

Preguntado por el papel de mediador que se le ha atribuido a petición de Gordon Brown para conciliar las posiciones del eje franco-alemán y EEUU, José Luis Rodríguez Zapatero se limitó a señalar que el papel de España ha sido el de trabajar por "el fin de la impunidad fiscal". Fuentes de Moncloa aclararon, además, que en ningún momento el primer ministro británico pidió al español "mediar" y sí "convencer o trabajar" con los países del G-20 para adoptar una posición "común y definitiva" sobre los citados paraísos fiscales, entre otras cosas. Una vez conseguida esta, explicó Zapatero, se acordó que fuese la Organización para la Cooperacióny el Desarrollo Económico (OCDE) la que hiciese pública la lista de países poco transparentes fiscalmente y que los ministros de Economía y Finanzas tomasen las medidas necesarias sobre ellos.

Zapatero anunció ayer, por otra parte, que España aportará 4.000 millones de euros de las reservas del Banco de España a la ampliación de los recursos del FMI, acordada por el G-20 para afrontar la crisis mundial, la cual, según el presidente, es probable que "toque fondo" en el segundo semestre del año.

El jefe del Ejecutivo también ofreció ayer su primera impresión sobre el presidente de EEUU, recogida tras los "varios" encuentros precisó que tuvo con Barack Obama en los distintos actos de la cumbre de Londres. Su opinión "no puede ser mejor", dijo Zapatero al referirse al nuevo inquilino de la Casa Blanca, del que destacó su "cercanía y voluntad de entendimiento". Ambas cualidades, para el presidente, serán "muy positivas para la relación con España", marcada por más de cuatro años de desencuentro con la Administración Bush.

El presidente del Gobierno dijo también que, durante sus intervenciones en el plenario, subrayó la importancia del objetivo primero de sus políticas: acabar con el hambre en el mundo. Zapatero instó a los asistentes a Londres a comprometerse, como España, en alcanzar los Objetivos del Milenio.