Público
Público

Zapatero defiende el modelo socialista frente a los "poderosos"

Reuters

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió el sábado ante el Comité Federal del PSOE su gestión durante la crisis económica y antepuso el proyecto socialista a los "intereses de los poderosos".

En un discurso de más de una hora ante el máximo órgano de dirección socialista, Zapatero destacó las medidas que ha impulsado su Gobierno en el último año para afrontar una recesión que ha elevado el desempleo en el país al 18%.

El secretario general de los socialistas dijo que su Ejecutivo se ha puesto como objetivo la estabilidad y cohesión social, rechazando para ello el abaratamiento del despido y aumentando la prestación por desempleo.

"No ha sido tarea fácil decir que no porque los que quieren otro modelo de sociedad, con abaratamiento del despido y con reducción de derechos sociales, se han empleado a fondo", dijo Zapatero.

En su discurso, en el que tuvo palabras críticas contra el PP por incapacidad para "arrimar el hombro", el presidente del Gobierno anunció el aplazamiento de la deuda de los ayuntamientos con el Estado y un nuevo fondo de inversión local en educación.

Tras el discurso de Zapatero se iban a producir diversas intervenciones a puerta cerrada, en las que, según el diario El País, los miembros del Comité Federal no iban a criticar la gestión pero sí iban a invitar a transmitir mejor las políticas del Gobierno.

La reunión socialista se produce cuando se han producido informaciones que apuntan de un cierto descontento en las filas socialistas por el anuncio de algunas medidas económicas.

En una columna de opinión en el mismo periódico, el ex presidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra dijo el sábado que en las reuniones del Comité Federal sólo se veían "elogios y aplausos", pero que la situación no era fruto de que Zapatero prohibiese la crítica.

"Si en el PSOE fuera cierto que nadie se atreve a levantar la voz, la culpa no la tendría Zapatero, sino quienes por una secretaría de Estado o por un ministerio son capaces de perder la voz, la dignidad y la vergüenza. El silencio no es consecuencia de un supuesto autoritarismo del secretario general del PSOE, sino de la cobardía de los que han hecho dejación de su responsabilidad", dijo Rodríguez Ibarra.

Más noticias de Política y Sociedad