Público
Público

Zapatero dice que Mayor Oreja fue el ministro que "más nos alejó del corazón de Europa"

"Zapatero ha reflexionado sobre las recientes elecciones gallegas y vascas, y sobre los problemas que su grupo tiene en el Congreso"

EFE

El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha acusado hoy al cabeza de lista del PP a las elecciones europeas, Jaime Mayor Oreja, de haber sido, junto con Mariano Rajoy, el ministro que "más nos alejó del corazón de Europa" y ha confiado en que los españoles recuerden el papel que tuvo el PP ante la UE.

Ante el Comité Federal del PSOE, Zapatero ha reivindicado la vocación europeísta de este partido frente a "los que pretendieron sacarnos del rincón de la historia para meternos en el cuadrilátero de las bofetadas", y ha exhibido los logros alcanzados al entrar España en el G-20 y recuperar el entendimiento con EEUU.

"Confío en que los españoles tendrán memoria suficiente como para recordar el papel que la derecha española jugó a la hora de debilitar nuestro espacio en Europa", ha remarcado ante los dirigentes socialistas, que hoy aprueban la candidatura del PSOE a los comicios europeos del próximo 7 de junio.

El líder socialista ha puesto especial énfasis en desacreditar al cabeza de lista del PP: "No es sorprendente que el PP haya puesto como candidato a un político que, junto con Rajoy, fue el ministro del Gobierno que más nos alejó del corazón de Europa", ha dicho.

Zapatero ha preguntado a sus compañeros: "¿Os acordáis del desdén con el que hablaban de 'la vieja Europa'?"

Por eso ha insistido en que cuando el PP gobernaba quitó peso al papel que Felipe González había ganado para España en la UE, hasta el punto de dejar de "protagonizar la construcción europea" y, "de la mano de Bush", tratar de "debilitar a Europa".

José Luis Rodríguez Zapatero ha subrayado que, en el marco de la actual crisis económica, va a ser "decisivo" que haya una presencia "fuerte" de eurodiputados progresistas españoles porque las políticas de "progreso y cohesión" resultan "más necesarias que nunca para garantizar la cohesión social y la inclusión".

En este sentido, y una vez que los socialistas españoles constiuyen en su opinión "una referencia política en Europa" por la "audacia" de sus políticas, entiende su líder que tienen un "deber moral" de orientar la UE hacia una "globalización mejor".

Para Zapatero, el debate debe girar sobre el modelo que los ciudadanos quieren para Europa, "si más solidaria, más social, más justa, si a la defensiva y reducida a un gran mercado o una Europa ejemplar, comprometida y con iniciativa, decidida a resolver problemas y actuar como palanca del progreso global en el mundo", ha explicado.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado hoy que el PSOE ha sacrificado su "comodidad parlamentaria" para defender los intereses generales de la sociedad, la paz y la libertad.

Durante su intervención Zapatero ha reflexionado sobre las recientes elecciones gallegas y vascas, y sobre los problemas que su grupo tiene en el Congreso para formar mayorías debido al distanciamiento del PNV.

El líder del PSOE ha atribuido las posibles dificultades del PSOE en el Parlamento al "acierto" de su política de "vertebración y cohesión de la España plural", pero ha prometido que todos esos problemas se superarán intensificando el diálogo.

"Los que hemos sido acusados de antipatriotismo hemos sacrificado nuestra comodidad parlamentaria para defender los intereses generales de nuestra sociedad, para defender la paz y la libertad", ha juzgado.

Según su opinión, si la capacidad de llegar a acuerdos del PSOE en las Cortes "es más difícil" es "por pura coherencia" con lo que siempre han defendido y con el anhelo de consolidar una convivencia democrática entre los vascos, por defender la libertad por encima de cualquier otra cuestión y por su obligación "de extender el disfrute efectivo de la libertad" y de acabar cuanto antes con ETA.

A "la derecha, que ahora jalea esas dificultades", Zapatero le ha explicado que "si cuestan más esos acuerdos parlamentarios" es por el acierto de su política "de vertebración y cohesión de la España plural".

Zapatero ha trasladado a Patxi López el apoyo del PSOE para formar gobierno en el País Vasco, "leal a la Constitución y al estatuto e integrador de los vascos", a pesar de que ello pueda conllevar dificultades parlamentarias adicionales en el Parlamento nacional.

Tras dejar claro que "hay tantas razones para prestar ese apoyo que, sin ignorar esas dificultades, no cabía vacilación posible", ha incidido en que la determinación de los socialistas "es completa", aunque ha admitido que quizás no hayan sabido "expliarlo bien".

La futura investidura de López como lehendakari es, para Zapatero, una de las mayores satisfacciones que ha tenido desde que es secretario general del PSOE y un acontecimiento cuya trascendencia "desborda el éxito estratégico de un solo partido", pero que es ante todo "un éxito de los socialistas vascos".

Un éxito que ha atribuido a "su coraje y su coherencia", pero también "a una política valiente y coherente", en defensa de la democracia y del fin definitivo de la violencia.

Al hilo de lo anterior, ha condenado y rechazado "con la máxima contundencia" las amenazas contra el futuro Gobierno vasco lanzadas por la banda terrorista ETA.

Más noticias de Política y Sociedad