Público
Público

Zapatero dice que la mayoría acepta la subida de impuestos

Pide un esfuerzo "moderado" y asegura que el aumento de la presión fiscal "no alcanzará" la del Gobierno de Aznar

EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que una mayoría de la sociedad acepta la subida de impuestos porque son "ciudadanos solidarios que saben y que están de acuerdo en hacer un pequeño esfuerzo" en este momento de crisis.

Además, en su respuesta a la pregunta del portavoz del PP en el Senado, Pío García Escudero, Zapatero acusó a los populares de "no haber hecho nunca una política de solidaridad", razón por la que "les suena tan extraño" que el Gobierno busque esa solidaridad por parte de los ciudadanos subiendo la tributación.

En la que fue la confrontación más caldeada de la sesión de control de la Cámara Alta, Zapatero insistió en que el Ejecutivo está pidiendo a la sociedad un esfuerzo "moderado", y añadió que la reforma impositiva supondrá un aumento de la presión fiscal que "no alcanzará" la que se encontró cuando llegó al Gobierno.

García Escudero, sin embargo, exigió al presidente que, en lugar de reclamar a los ciudadanos un "esfuerzo" con la subida de impuestos, practique él la austeridad eliminando "ministerios superfluos, legiones de altos cargos o la propaganda que tanto le cuesta y tanto le gusta".

El portavoz del PP, que consideró que la "subida de impuestos más alta de la democracia" servirá para tapar el "tremendo boquete" provocado por el "gasto descontrolado" del Gobierno, emplazó a Zapatero a que explique a pensionistas, mileuristas, clases medias y parados cómo es posible que las subidas del IVA y de los impuestos especiales o la eliminación de deducciones no les vayan a afectar.

Zapatero, por su parte, lamentó la "demagogia coyuntural" de los populares y aseguró que los ciudadanos, sobre todo los pensionistas, los mileuristas o los desempleados, saben que tienen ahora más protección social que con el PP En su primera intervención para responder al portavoz de los populares, Zapatero volvió a dar los argumentos que el Gobierno ha esgrimido en las últimas semanas para defender la subida impositiva.

Así, reiteró que la subida de impuestos es "moderada", "responsable" y "en una parte temporal", e insistió en que tiene como objetivo mantener la protección social, la inversión productiva y conseguir la consolidación fiscal como pide la Comisión Europea, que exige un déficit público inferior al 3% del PIB en 2012.

En su réplica, García Escudero cargó contra el presidente y le acusó de volver a recurrir al "neolenguaje", como cuando habló de desaceleración en lugar de reconocer la crisis, de proceso de paz en vez de negociación con ETA o de sugerir al principio que el atentado de la T4 había sido un accidente. Ante estas palabras, Zapatero censuró el "mal estilo" de García Escudero. "Muy mal anda de argumentos cuando ha tenido que recurrir aquí al atentado de la T-4", le espetó.

El portavoz del PP en el Senado insistió en que, en lugar de frenar la "sangría del paro" la subida impositiva va a conseguir "justo lo contrario: menos ahorro, menos consumo, destrucción de empresas y más paro". García Escudero añadió que el alza de tributos va a suponer "1.000 euros por familia" en este momento de "vuelta al colegio, libros, uniformes y tarjetas de crédito a cero".

El presidente del Gobierno insistió en que sus datos "son objetivos" y la presión fiscal en 2004 era del 34,5% del PIB y ahora está en el 32,8%. La subida que planea el Gobierno es de 1,5 puntos más, con lo que se colocaría en el 34,3%, aún por debajo de la de hace cinco años.

Zapatero añadió que la presión fiscal ha bajado porque el Gobierno socialista ha reducido impuestos como el IRPF, así como el de Sociedades y ha suprimido el del Patrimonio, cuando el PP "no tocó ni bajó" ninguno de estos dos últimos tributos.