Público
Público

Zapatero enmarca las propuestas de Ordóñez en el neoconservadurismo

Los sindicatos creen "inaceptable" y "antisocial" que el gobernador del Banco de España pida abaratar el despido.

OTR/PRESS

Las propuestas que realizó ayer el gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, orientadas a reformar el mercado de trabajo y abaratar el despido no han gustado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Así, Zapatero las ha enmarcado en el neoconservadurismo que da lugar a resultados "no satisfactorios" y ha asegurado que ese "no es el camino" para alcanzar la recuperación económica. Por su parte, los sindicatos UGT y CC.OO. calificaron la propuesta de Ordóñez de abaratar el despido de "inaceptable" y "antisocial".

Tras la presentación de los objetivos de la presidencia española de la UE para el primer semestre del 2010, Zapatero subrayó que este tipo de propuestas y tesis "están dentro del catálogo de los postulados neoconservadores de no regulación, no intervención y de adelgazar el Estado del Bienestar".

No obstante, el presidente admitió que hay opiniones diversas sobre las "necesidades más imperiosas" para recuperar la competitividad y la productividad tanto en España como en Europa. "Hay algunas cosas que ha dicho el Gobernador con las que estoy de acuerdo y otras que no", señaló el jefe del Ejecutivo, tras destacar que estas discrepancias suponen un "buen síntoma" de salud democrática. Pese a estas diferencias, Zapatero dejó claro que confía en la labor de Ordóñez. "Procuro nombrar a responsables de estas instituciones más que por sus fidelidades por su cualidades, y el gobernador del Banco de España las tiene bien acreditadas".

Zapatero afirmó que lo que crea empleo es la actividad económica, y que una sociedad que cuenta con trabajadores con derechos, unos salarios cada vez mejores y un estado de bienestar "sólido" es una economía "más competitiva". Y para mejorar esta competitividad y productividad de la economía española, el dirigente socialista apostó por abordar la transformación del modelo económico a través de la mejora de la educación de los trabajadores y los jóvenes y del incremento de la inversión en Investigación y Desarrollo hasta alcanzar el "objetivo razonable" que supone el 2% del PIB. "Son dos condiciones básicas, las más importantes", subrayó.

Por su parte, los sindicatos calificaron de "inaceptable" y "antisocial" estas propuestas del gobernados del Banco de España.

Tanto CC.OO. como UGT recordaron a Ordóñez que las causas de la destrucción de empleo hay que buscarlas en la crisis financiera internacional y en el modelo de crecimiento de la economía española, y no en los salarios y los costes laborales.

En concreto, la secretaria de Empleo y Migraciones de CC.OO., Paloma López, criticó que el Banco de España siempre recurra a las mismas recetas y aseguró que las iniciativas de la patronal madrileña, de la CEOE y del supervisor financiero constituyen una "alteración gratuita" del diálogo social y son "tan inoportunas como imprudentes". Además, advirtió que el sindicato "no se quedará parado" si algunas de estas propuestas sale adelante.