Público
Público

Zapatero ve serias dificultades para el crecimiento, pero dice que se vencerá a la crisis

EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, vaticinó hoy "dificultades muy serias" para seguir creciendo económicamente, pero aseguró que se vencerá a la crisis respondiendo a ella de forma coordinada y desplegando un abanico de políticas sociales.

Zapatero se refirió a la situación de la economía española en la conferencia de prensa que ofreció en San Salvador al término de la XVIII Cumbre Iberoamericana al ser preguntado por los últimos datos del Banco de España.

Según esta institución, la economía española registró en el tercer trimestre de 2008 una caída del 0,2 por ciento, su primer retroceso en quince años, y la destrucción de empleo se intensificará en los próximos meses.

Para Zapatero, esos datos vienen a confirmar la tendencia que están sufriendo todos los países a causa de la "gravísima" crisis del sistema financiero internacional, que ha retraído el crédito y minado la confianza de inversores y consumidores.

Tras considerar lógico por ello que caiga el consumo y la demanda, se mostró convencido de que la crisis va a ser vencida y, para ello, la comunidad internacional debe trabajar de forma conjunta para afrontar los problemas que afectan directamente a los ciudadanos.

En consecuencia, subrayó que España debe trabajar en coordinación con la Comisión Europea, momento en el que recordó que el próximo lunes se reunirá en Madrid con el presidente de esta institución, José Manuel Durao Barroso.

Una entrevista en la que avanzó que analizarán cómo Europa y los gobiernos que la conforman pueden adoptar nuevas medidas de forma coordinada, porque esa será la forma de garantizar su eficacia.

Zapatero aseguró que el Gobierno sigue atentamente la evolución de todos los datos económicos, entre los que dijo que hay signos positivos como el descenso de la inflación en un punto (vaticinó que va a seguir bajando) o el descenso del euribor.

A su juicio, eso facilitará los préstamos entre bancos y repercutirá en el pago de hipotecas.

"Si tenemos una inflación en torno al 3 por ciento o por debajo de esa cifra, eso va a tener un estímulo al consumo, va a aliviar la presión sobre los precios y la capacidad adquisitiva de las familias y va a permitir un escenario para trabajar con más fuerza en la recuperación en 2009", añadió.

Todo ello siendo conscientes, puntualizó, de que va a haber un periodo de estancamiento económico con "dificultades muy serias" para crecer económicamente, pero sabiendo que hay un abanico de políticas sociales que se ampliará en el futuro y que Europa está comprometida para hacer frente a la situación.

Zapatero explicó que, en estos momentos, el objetivo fundamental de su Gobierno es garantizar la política social.

Como ejemplo de la acción de su Gabinete para afrontar la situación económica, recordó que el próximo lunes se reunirá el ministro de Industria, Miguel Sebastián, con representantes de la CEOE, UGT, CC.OO y CEPYME para coordinar trabajos en torno al sector industrial español.

Más noticias de Política y Sociedad