Público
Público

Zelaya rechaza la posibilidad de asilo y Honduras aguarda con tensión los comicios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, rechazó ayer las especulaciones sobre su hipotético asilo político, en una jornada marcada por la incertidumbre y tensión ante las elecciones generales de mañana, domingo.

"No es cierto que yo esté buscando asilo político", enfatizó Zelaya en declaraciones telefónicas a Efe desde la Embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde permanece desde el 21 de septiembre pasado y exige que se le restituya en el poder.

Zelaya ofreció sus declaraciones después de que el diario brasileño O Estado de Sao Paulo informara sobre la posibilidad de que el presidente depuesto estuviera pensando en exiliarse en caso de que finalmente no recupere el cargo antes de que el candidato vencedor de las elecciones de mañana, domingo, asuma el mandato.

"Esa es una especulación, no soy un improvisado, tengo 35 años de lucha, no tengo tiempo ni espacio para eso; he escogido una posición que es defender un derecho del pueblo, no a mí mismo", expresó.

La Policía de Honduras decomisó hoy material explosivo en Tegucigalpa y detuvo a dos personas después de que se registraran tres nuevos atentados que no causaron víctimas, uno de ellos contra Radio América, una de las principales emisoras del país, en vísperas de las elecciones.

Agentes policiales decomisaron una barra de dinamita, varios metros de cordón detonante y un manual para elaborar bombas en un apartamento del suroeste de Tegucigalpa, informó el jefe de la Dirección de Servicios Especiales de Investigación de la Policía Nacional, René Maradiaga.

En una segunda operación, la Policía detuvo a dos hondureños y encontró varios proyectiles para granadas RPG-7 enterrados, dos granadas de fragmentación, explosivo plástico y dos fusiles AK-47, dijo a Acan-Efe el portavoz de la Policía Nacional, Orlin Cerrato.

La organización Amnistía Internacional (AI) pidió hoy a la Fiscalía de Derechos Humanos de Honduras abrir una investigación después de que anoche un retén militar disparase contra un vehículo en Tegucigalpa, con el saldo de dos heridos, uno de ellos grave.

Josefina Salomón, portavoz de una misión de AI que se encuentra en la capital hondureña desde esta semana, indicó a Efe que anoche un vehículo con cuatro personas fue objeto de disparos por parte de militares en un retén sin mediar orden alguna al vehículo y que una persona está grave en el Hospital Escuela de Tegucigalpa.

"Para nosotros lo preocupante es el tema de la investigación, un montón de testigos visuales nos dijeron que los militares limpiaron la escena y nos preocupa que muchos testigos estaban asustados por temor a represalias", dijo Salomón, al explicar que una mujer de 45 años fue internada también al ser alcanzada por un balazo, aunque está fuera de peligro.

El portavoz militar, coronel Ramiro Archaga, confirmó a Efe el incidente, pero sostuvo que el afectado iba "conduciendo a exceso de velocidad" y los efectivos dispararon porque cruzó el retén "frente al cuartel general de las Fuerzas Armadas", lo cual es "un problema serio de seguridad".

Sin supervisión de organismos internacionales y con acusaciones de falta de garantías para su desarrollo, las elecciones cumplirán con la formalidad de celebrarse en tiempo y forma, aunque con Zelaya encerrado en una Embajada y el presidente de facto, Roberto Micheletti, "ausente" del poder.

Los medios de comunicación hacen hoy constantes llamamientos a la población a que acuda mañana a los comicios, en los que 4,6 millones de hondureños -un millón de ellos residentes en el exterior- están llamados a elegir un presidente, tres vicepresidentes, 128 diputados y los integrantes de 298 corporaciones locales.

Gran parte de la comunidad internacional ha dicho que no reconocerá los resultados de las elecciones por realizarse en un marco de ruptura constitucional tras el golpe de Estado contra Zelaya del pasado 28 de junio.

"Hay que ver qué pasa mañana", advirtió ayer el embajador de Estados Unidos en Honduras, Hugo Llorens, en declaraciones a los medios locales en las que recordó que "tener unas elecciones libres, transparentes, es una condición necesaria, no suficiente, pero una condición necesaria para restaurar el orden democrático".

Más noticias en Política y Sociedad