Público
Público

Zubin Mehta "entusiasmado" por estar en España alaba la calidad de sus salas

EFE

El director de origen indio Zubin Mehta, que cumple este año medio siglo en la música y 75 de edad, ha empezado una gira europea con la orquesta del Maggio Musicale Fiorentino que recala esta noche en Madrid, "entusiasmado" por estar de nuevo en España porque, afirma, "aquí no hay salas mediocres".

"Lo que más me gusta de venir es que no conozco una ciudad con una sala mediocre. No hablo sólo de las antiguas sino de las modernas, de una calidad altísima. Aparte de Japón no conozco otro país igual y espero con alegría tocar aquí. Es un gran honor", ha asegurado hoy en rueda de prensa.

Mehta ha comparecido ante los medios acompañado del director del Instituto Italiano, Carmelo di Gennaro, y de la nueva superintendente del Maggio Musicale Fiorentino, Francesca Colombo, que ha recordado que la orquesta del festival, el más veterano del mundo tras Salzburgo, dará este año 31 conciertos en 11 países diferentes.

El músico, director principal desde 1985 y honorario vitalicio desde 2006 de la orquesta del Maggio, ha asegurado que el programa que tocarán esta noche en el Auditorio Nacional es "buenísimo" - el Concierto para Orquesta de Bartok y la Sinfonía número 1 de Brahms- y "muy adecuado" al estilo de la formación.

El director estuvo anoche en esa misma sala escuchando a Los Angeles Philarmonic, de la que él fue titular entre 1962 y 1978, interpretando la Novena de Mahler con el venezolano Gustavo Dudamel (Barquisimeto, 26 de enero de 1981) al frente.

"No voy a hacer la crítica -ha bromeado- pero estaba muy impresionado con la orquesta y con la dirección. Cuando Gustavo tenga 60 años habrá que preguntar en qué ha cambiado (su forma de dirigirla)", ha indicado.

Para él, que tenía 26 años cuando Los Angeles Philarmonic le confío la dirección de la orquesta, no es lo mismo dirigir en la madurez una sinfonía de Beethoven o de Mahler que cuando se tiene "25 ó 27 años": la edad no influye en "la concepción" de la obra, pero "los detalles" cambian mucho.

Ahora, cuando Mehta llega a los "150 años", resultado de sumar los 50 que se cumplen del inicio de sus trabajos al frente de las Filarmónicas de Viena, Berlín e Israel, tiene claro que no puede establecerse una edad de jubilación, que eso es algo "muy personal e individual".

Sobre Plácido Domingo, que el día 21 cumplió 70 años, ha asegurado que no conoce a ningún otro que cante en la actualidad con la calidad que lo hace él.

"No sabía que cumplía 70 años -ha vuelto a bromear-. Si le escuchas cantar por primera vez nadie diría que los tiene".

Cree que el Maggio, que en el festival que lleva su nombre interpreta exclusivamente ópera y el resto del año lo combina con música sinfónica, tiene "una grandísima ventaja, porque una orquesta que acompaña en el foso a los cantantes tiene una flexibilidad natural que muchas orquestas sinfónicas no tienen".

Acerca de la política cultural de Silvio Berlusconi, Mehta ha asegurado que a él como artista eso no le incumbe pero sí el efecto de la crisis.

"Desde el punto de vista artístico, el Gobierno italiano tiene muy poco dinero para distribuir entre los 14 teatros que hay, aunque eso no tiene nada que ver con la crisis política", ha subrayado.

"Por ejemplo, en el Palau de les Arts de Valencia -cuyo Festival del Mediterráneo preside él- recibe poquísimo dinero de Madrid en comparación con la capital, Barcelona o Sevilla y no comprendo por qué. Comprendo pero por qué, no lo comprendo", ha ironizado.

Aunque no quiere "hablar de cumpleaños" sí ha detallado que lo celebrará con su "amigo" Daniel Barenboim y el Maggio los próximos 29 -fecha de su nacimiento- y 30 de abril con conciertos dedicados a Beethoven.

¿Le gustaría dirigir en el Real?. "No, soy valenciano, igual que florentino. Aunque ahora hay un tren muy rápido Madrid-Valencia, y es más fácil", ha vuelto a reirse el maestro, que continuará su gira por España mañana actuando en Oviedo, el miércoles en Zaragoza y el jueves en Valladolid.

Más noticias de Política y Sociedad