Público
Público

Alemania continúa su particular guerra contra Google

Después de culpar al buscador de recopilar datos personales y de obligarles a borrar las casas en Street View, ahora le toca el turno a Analytics

EUROPA PRESS

La guerra entre Alemania y Google sobre la protección de datos de los ciudadanos del país germano parece que no ha llegado a su fin. Después de que la compañía tuviera que admitir en mayo de 2010 haber interceptado datos de personas mediante las conexiones Wi-Fi y que aceptara pixelar las casas de los ciudadanos en Street View para proteger su privacidad ahora le ha tocado el turno a la herramienta Google Analitycs. Alemania ha roto cualquier tipo de conversación con Google acerca de este servicio.

Según informa el diario estadounidense The Wall Street Journal, el Gobierno alemán ha advertido que cualquier empresa que utilice este servicio de Google podría enfrentarse a acciones legales y multas. Google Analytics es un servicio gratuito para los propietarios de sitios web que recoge datos acerca de cómo interactúan los visitantes con un sitio web mediante el seguimiento de su dirección de protocolo de Internet, un sello numérico asignado a los dispositivos en una red. Los reguladores alemanes sostienen que la recopilación de direcciones IP podría violar la privacidad de los ciudadanos.

"Hasta ahora todo lo que Google nos ha presentado es insuficiente, así que hemos roto todo tipo de conversaciones", asegura el comisario alemán para la protección de datos en el país, Johaness Gaspar. Por su parte, Google se defiende asegurando que Analitycs "cumple con todas las normativas europeas de protección de datos y es utilizada por las autoridades europeas de protección de datos en sus propios sitios webs", aseguran.