Público
Público

Apple y Microsoft, enfrentados por el término 'App Store'

La empresa de Windows denuncia que el nombre de la tienda de aplicaciones de Apple "es demasiado genérico" para poder ser registrado

PABLO OLIVEIRA Y SILVA

Apple continúa luchando por mantener como su propiedad la marca App Store, que es el nombre de su tienda de aplicaciones, mientras Microsoft ha denunciado que la marca sostiene una frase demasiado genérica como para que pueda ser registrada, algo que limitaría la capacidad de los competidores con la imposibilidad de utilizar el término para describir sus propios servicios.

Una semana después de que Apple lanzara su App Store para aplicaciones del iPhone en 2008, la empresa de Steve Jobs solicitó el registro de la marca para "una tienda que ofrece servicios de software para el ordenador y otros equipos, siempre a través de Internet y redes de comunicación electrónica", de acuerdo con los documentos que figuran en la Oficina de Patentes y Marcas de EEUU.

Sin embargo, Microsoft presentó una moción ayer para impedir que la marca "App Store" pueda ser propiedad exclusiva de Apple, argumentando que "es un término demasiado genérico para los servicios de venta de aplicaciones dirigidas a los consumidores. Microsoft argumenta que "aplicación" es un término común para las aplicaciones de software para móviles, y que "tienda" es un término común para un "lugar donde las mercancías se venden".

De este modo, las palabras juntas representan un término genérico para un servicio primario, y como tal su registro impediría que los competidores de Apple pudieran utilizar el término para describir sus propios productos. Microsoft además añade que la Oficina de Patentes y Marcas ya rechazó anteriormente el registro de "La tienda de informática" al determinar que era "de naturaleza genérica".

En su demanda, la empresa de Windows añade que Google, Amazon, Verizon y Vodafone, y fabricantes de teléfonos como Samsung o Nokia, también han puesto en marcha "tiendas de aplicaciones" para móviles, pero que han preferido utilizar otras palabras para definirlas, para evitar la posibilidad de represalias legales por parte de Apple, pesa a que las tiendas son conocidas como "tiendas de aplicaciones".