Público
Público

Una empresa del vertido de EEUU premia a su cúpula

Los dueños de la plataforma incendiada en 2010 celebran que fue su "mejor año en seguridad"

PÚBLICO

Transocean, la empresa propietaria de la plataforma petrolífera que estalló en el golfo de México el año pasado causando el peor desastre medioambiental de EEUU, ha subido el sueldo a sus ejecutivos después de que 2010 marcase "el mejor año en seguridad en la historia de la empresa", informa AFP.

"A pesar de la trágica pérdida de vidas en el golfo de México, hemos logrado un nivel de seguridad ejemplar" en 2010, celebra Transocean, con sede en Suiza, en su informe anual para una agencia del Gobierno de EEUU que regula el mercado de valores.

La plataforma Deepwater Horizon, propiedad de Transocean pero operada por la petrolera BP, estalló el 20 de abril de 2010 matando a 11 operarios y causando una marea negra de más de 770 millones de litros de petróleo. El crudo ha causado daños en las costas y la fauna de cuatro estados costeros de Estados Unidos.

"Hemos logrado un nivel de seguridad ejemplar" en 2010, celebra Transocean

Según el documento de Transocean, el accidente no impidió que 2010 marcase el año con la menor tasa de incidentes registrados por la empresa, que es la mayor alquiladora de plataformas petrolíferas del mundo. "Hemos registrado el mejor año en seguridad de nuestra historia, lo que refleja nuestro compromiso por lograr un ambiente sin incidentes todo el tiempo y en todos los lugares", señala el documento.

La empresa ha decidido subirles el sueldo a sus ejecutivos de acuerdo con sus políticas de compensación por "objetivos cumplidos" y "aumentar" el valor de las acciones de la compañía, según el informe. Así, los empleados de Transocean recibirán este año una subida de un 3,8% en su sueldo. Además, la empresa repartió entre su cúpula retribuciones en acciones por un valor de hasta 5,4 millones de dólares (unos cuatro millones de euros) para premiar el rendimiento individual durante 2010.

Una comisión de investigación del Gobierno de Estados Unidos culpó del accidente a BP, Transocean y Halliburton, contratista de la petrolera que estaba realizando trabajos en el pozo petrolífero en el momento del accidente. A pesar de esas conclusiones, Transocean niega que sea responsable del desastre.