Público
Público

Europa debate si se cobrará a los buscadores

Reunión informal en Granada de los ministros europeos de Telecomunicaciones

DANIEL BASTEIRO

Tras intensos debates sobre la neutralidad en la Red en los últimos meses, los ministros de Telecomunicaciones de la Unión Europea definirán hoy en Granada qué tipo de Internet quieren para los próximos años. La reunión, de carácter informal, estará presidida por el ministro de Industria, Miguel Sebastián, y redactará las prioridades de los 27 gobiernos en un documento sobre la Europa digital conocido como Estrategia de Granada.

Estos acuerdos fijarán los principios básicos en cuanto a la rapidez y capacidad de la conexión que tendrá que ser garantizada en los próximos años por las redes de alta velocidad, pero también los límites a los servicios a los que puede acceder el usuario. Ambos aspectos son una prioridad para las empresas del sector. Desde febrero, empresas como Telefónica o Vodafone han pedido a la presidencia española de la UE y al resto de instituciones que introduzcan una tasa para los buscadores de Internet, como Google o Yahoo, por servirse de la capacidad técnica de las redes para ganar dinero sin que revierta en las operadoras. Aunque Sebastián se mostró dispuesto a estudiarla, el secretario de Estado para las Telecomunicaciones, Francisco Ros, negó más tarde esa posibilidad.

Los grandes buscadores de Internet y las asociaciones de usuarios criticaron la idea de una tasa Google porque supondría acabar con la libertad de la Red, en la que no se discriminan servicios o aplicaciones para ningún fin. Al otro lado, las operadoras reclaman incentivos para la inversión en las nuevas redes y la seguridad de que puedan hacer negocio una vez construidas.

Un documento de la presidencia española señala entre otros a los servicios de voz IP, que prestan empresas como Skype, como uno de los puntos clave del debate. Lo esencial, según el Gobierno español, es "asegurar la competencia en cuanto se produzca una convergencia de servicios o aplicaciones". En ese sentido, Skype denuncia que una gran mayoría de empresas de telefonía ha bloqueado su aplicación en los móviles con Internet, temerosas de que su popularización pueda acabar con el mercado tradicional de llamadas, explotado en exclusiva por las operadoras.

La comisaria europea de Agenda Digital, Neelie Kroes, advirtió el pasado martes de que hay que "evitar la intervención regulatoria precipitada". Kroes, encargada de redactar nuevas leyes en este campo, prepara para mayo un nuevo documento sobre Internet. En él, la neutralidad podría recibir sólo una breve referencia, centrándose en las inversiones en redes de nueva generación, la creación de un mercado único europeo, la alfabetización digital o el crimen on-line, entre otros aspectos.