Público
Público

El fondo marino es una granja de bacterias

Los científicos han cuantificado esta fauna microbiana en la roca de basalto de origen volcánico que yace bajo el Pacífico en un área cercana a Hawai

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Desde que se identificaron los llamados microorganismos extremófilos, aquellos capaces de sobrevivir en condiciones letales para la mayoría de seres vivos, los científicos saben que las fuentes termales del fondo marino son un hervidero de microorganismos. Pero fuera de estos puntos calientes, se creía que el lecho oceánico era un páramo sin vida.

Nada más lejos de la realidad. El trabajo de un grupo de investigadores de EEUU y Alemania demuestra, según publica Nature, que el suelo marino alberga una biodiversidad de microorganismos miles de veces mayor que las capas superiores de agua.

Los científicos han cuantificado esta fauna microbiana en la roca de basalto de origen volcánico que yace bajo el Pacífico en un área cercana a Hawai. El resultado, según los autores, es que la abundancia de microbios es mayor que en las fuentes termales y equivalente a la de un fértil suelo de granja.

La principal incógnita a resolver era de dónde obtenían la energía estos microorganismos, en un medio tan pobre en carbono orgánico. La respuesta es sorprendente: de las reacciones químicas con la roca. Literalmente, los microbios se comen la corteza terrestre. Para los autores, esto plantea la interesante posibilidad de que la vida en la Tierra tuviera su origen en las profundidades oceánicas.