Público
Público

Los genes humanos no pueden ser patentados

El Tribunal Supremo de EEUU considera que son productos de la naturaleza, pero deja la puerta abierta al registro de genes modificados

PUBLICO / EFE

El Tribunal Supremo de EEUU sentenció hoy que los genes humanos no pueden ser patentados, con el argumento de que son productos de la naturaleza, en una decisión con implicaciones directas sobre la investigación médica. Esta decisión del máximo tribunal estadounidense implica la retirada de las patentes defendidas por la compañía Myriad Genetics de dos genes conocidos como BRCA1 y BRCA2, asociados con una mayor probabilidad de heredar el cáncer de mama o de ovario.

Pese al fallo en contra, adoptado de manera unánime, los magistrados dejaron abierta la puerta a las patentes en el caso de una versión 'sintética' de los genes porque esos sí serían una invención realizada por el hombre. Grupos de pacientes y médicos habían presentado una demanda contra las patentes de Myriad Genetics en 2009 al considerar que otorgaban a la compañía una posición de dominio de mercado al ofrecer exámenes de este tipo de cánceres. Asimismo, explicaban que obstaculizaban la investigación médica por parte de otros laboratorios y científicos.

Por su parte, Myriad Genetics, con sede en Utah (EEUU), afirmaba que la patente era pertinente ya que la empresa había 'aislado' o 'extraído' el contenido genético que estaba asociado a estas enfermedades y, por lo tanto, entraba en la categoría de invenciones humanas. Precisaba, además, que el avance médico es fruto de considerables inversiones financieras, por lo que la decisión de no permitir las patentes desincentivaría futuras investigaciones.

'Creo que es una decisión correcta', afirma a Público el profesor de Ética y Filosofía de la Universidad de California en Riverside. 'Los magistrados han hecho una distinción entre la mera identificación de un gen ya existente, en el que no hay derecho de patente, y la modificación de un gen, a la que se deja la puerta abierta para una posible patente', asegura.