Público
Público

Un ‘google’ basado en las redes sociales

Delver ofrece resultados de búsqueda en función de un perfil de usuario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las búsquedas se han asentado como uno de los principales negocios en Internet. Con Google como el rey indiscutible, con un 59,2% de la cuota de búsquedas en el mundo, según los últimos datos de Comscore, y las redes sociales en pleno auge, han comenzado las cábalas para unir ambas facetas de la Red y conseguir un servicio de éxito.

La compañía Delver ha hecho una de las últimas apuestas en este sentido. Lanzará en mayo un buscador homónimo que en principio funcionará bajo invitación y que usa los datos de los usuarios de las redes sociales para ofrecer resultados personalizados. Para sus creadores, se trata de un sistema que no compite con Google, ya que éste muestra los mismos resultados ante una búsqueda idéntica, con independencia de quién la plantee, algo que no ocurre con los denominados “buscadores sociales”.

Información cercana
Delver utiliza un sistema de búsqueda alternativo. Aunque ya se pueden encontrar desde hace tiempo motores especializados en buscar personas, como Pipl , en el que se busca introduciendo el nombre propio, Delver va un paso más allá, ya que la importancia reside en los conceptos y no en una persona en sí. Pipl, en concreto, busca en la denominada Internet profunda, es decir, la que no se muestra en los buscadores convencionales, y añade en un segundo nivel los resultados que se mostrarían realizando la búsqueda en Google.

El objetivo de buscadores como Delver es encontrar información de interés creada o referenciada por aquellos que son considerados amigos –o bien amigos de amigos– de quien busca, de acuerdo a los perfiles creados en redes sociales como Facebook y MySpace, en los blog o en sitios en los que se comparten vídeos y fotografías. Para ello, el primer dato que hay que introducir es el propio nombre, una información que se puede editar después. Delver ofrecerá la opción del registro, añadiendo posibilidades a los usuarios que se registran. El fin, en el fondo, es el mismo: saber quién realiza la búsqueda para mostrar los resultados que el sistema cree cercanos.

La utilización de este tipo de buscadores supone crear un mapa de contactos y relaciones en la web, para que los amigos que se tienen on-line ayuden a encontrar el resultado que se busca. Por ejemplo, si se va a viajar a otro país y se busca este concepto en Delver, los primeros resultados mostrarán las páginas en las que los contactos de esa persona hablan de la ciudad, ya que se supone que esos datos serán más útiles y afines que los que pueden aportar desconocidos.

Estas páginas profundizan en la relación que establecen los usuarios entre sí a través de las distintas herramientas de la Web 2.0. También reabren el debate sobre hasta qué punto se puede controlar la actividad en la Red de las personas que participan en ella de forma activa y utilizando la misma identificación en este tipo de servicios.

La importancia de las redes sociales no ha pasado desapercibida para compañías como Google, Yahoo y Microsoft. Las dos primeras han anunciado recientemente una alianza para trabajar en OpenSocial, la plataforma creada por Google que pretende conectar a los usuarios de diferentes redes sociales. Yahoo también anunció en la pasada edición de la feria CES que mejoraría su servicio de correo electrónico para que éste destacase los mensajes de las personas más importantes para el usuario, ya sea por la frecuencia de los e-mails intercambiados o por la relación establecida con el remitente en redes sociales.