Público
Público

Hay tantos bit como estrellas en el cielo

Existe un 10% más de información digital de lo que se creía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Se necesitarían 17.000 millones de reproductores MP3 de ocho gigabytes de capacidad para guardar toda la información digital generada hasta el año pasado. Un estudio encargado por la firma de almacenamiento de información EMC a la consultora IDC revela que la cantidad de datos que el hombre genera con sus cámaras digitales, o mientras navega por Internet, llama por teléfono o escribe un correo, es más grande de lo que se pensaba y, además, crece mucho más rápido de lo que se esperaba.

La cantidad de información en formato digital que el hombre ha creado hasta 2007 es de 281 exabytes (algo más de 281.000 millones de gigabytes). Sería como tener 60.000 millones de copias de cada uno de los 32 volúmenes que forman la Enciclopedia británica. Si no se hace aún a la idea, si existiera un disco duro con esa capacidad, le cabrían unos 1.000 billones de fotos.

Crecimiento explosivo

El informe de IDC corrige al alza uno similar que realizó el año pasado. Según sus cálculos, la cantidad total de información digital es un 10% mayor de lo que se pensaba y crece un 60% cada año. Con esta progresión, en 2011, habrá que recurrir al alfabeto griego para poder expresar la nueva cifra: 1,8 zetabytes (unos 1.800 exabytes).

El ritmo es tal que, el año pasado, el hombre y las máquinas generaron más información de la que la infraestructura actual (discos duros, memorias flash, servidores, móviles o cámaras) puede almacenar.

Los analistas de IDC explican este crecimiento explosivo, en primer lugar, por el boom en las ventas de aparatos digitales. Hay ya más 1.000 millones de cámaras digitales o teléfonos móviles en el mundo. Además, crecen nuevos dispositivos de control como sensores, chip RFID o cámaras de videovigilancia.

La popularidad de las redes sociales, que hacen un uso intensivo de Internet, y el aumento de internautas en países emergentes como China e India, completan el cuadro de razones.

El director general de EMC para España y Portugal, José Luís Solla no cree que haya motivo para temer un colapso de la infraestructura existente. 'Hay que tener en cuenta que buena parte de los datos no se almacenan de forma definitiva', dice. Este sería el caso de las llamadas telefónicas o la emisión de la señal de televisión que, salvo algunas copias, acaba evaporándose.

Lo que sí llama la atención a Solla es el reparto en la generación de los contenidos. De cada 10 megabytes , los usuarios han creado siete. 'Esto tiene mucho que ver con el ocio digital', explica. Sin embargo, son las empresas (proveedores de acceso, telefónicas y, en general, cualquier compañía) las responsables de custodiar el 85% de los datos creados.

Un mundo ‘orwelliano'

Otra novedad que destaca el estudio es que, también por primera vez, es mayor la cantidad de información que hay sobre las personas que la que los ciudadanos han creado voluntariamente.

El informe de IDC habla de sombra digital para referirse a los datos que generan las máquinas sobre las personas: las imágenes que toma una cámara de videovigilancia, lo que los proveedores de Internet saben de sus clientes, lo que los creadores conocen de la navegación de los internautas o los datos que los gobiernos tienen de sus gobernados. Para Solla, y aunque no es necesariamente malo, 'estamos en un mundo orwelliano en el que las máquinas cada vez generan más datos'.

 

Kilovatios consumidos

Si en el año 2.000, un servidor consumía un kilovatio, ahora necesita 10 Kw debido al aumento de la carga de trabajo.

45Gigabytes

Si se dividiera el total de información digital generada por los habitantes del planeta, cada uno habría creado 45 gigabytes.

300Imágenes al día

Los cinco millones de cámaras de videovigilancia que hay en el Reino Unido toman unas 300 imágenes de cada británico al día.

20.000 Billones de dispositivos

Las distintas formas de recoger los datos (archivo, imagen, paquete de información, etiquetas...) crecen a un ritmo mayor que la información en sí. Para 2011, habrá 20.000 billones de estos archivos.