Público
Público

Una terapia genera ojos nuevos con células madre

Untratamiento devuelve la visión completa a ranas tuertas

NUÑO DOMÍNGUEZ

Las células madre pueden crear cualquier tejido del cuerpo, lo que las hace favoritas para regenerar órganos dañados, pero los científicos aún no han conseguido domesticar este proceso por completo. Un equipo estadounidense acaba de dar un importante paso en ese complicado camino, generando en ranas uno de los órganos más complejos: el ojo. Los investigadores han conseguido que animales tuertos desarrollen un ojo nuevo gracias a células madre programadas para reconstruir la intrincada red de tejidos sensibles a la luz que les permite ver. Tras la terapia, descrita en PLoSBiology, las ranas mostraron una capacidad de visión equivalente al de otras con ojos intactos.

De ser replicable en humanos, el estudio facilitaría nuevas terapias con las que curar lesiones de retina que causan ceguera.

Para crear los ojos nuevos, el equipo de la Universidad Estatal de Nueva York extrajo primero células madre de un embrión. Luego inyectaron a estas células nueve genes que ponen en marcha la diferenciación que culmina con la formación de bastones, conos y el resto de tejidos especializados de un ojo sano. Los investigadores introdujeron estas células en la cavidad ocular de embriones a los que previamente habían retirado el ovillo de tejido que formaría sus ojos originales.

Tras el trasplante, las ranas desarrollaron ojos nuevos y conexiones nerviosas con el cerebro. Una vez nacieron las ranas tratadas, los investigadores las sometieron a un experimento de visión. En un tanque de agua con un lado negro y otro blanco, estos animales nadan siempre hasta el centro de la pecera y se quedan inmóviles, algo que no hacen los especímenes con defectos oculares, que nadan en círculos. Las ranas tratadas nadaron hasta en el centro del tanque, al igual que las que conservaban sus ojos originales