Público
Público

"La libertad en Internet facilita el éxito de los artistas"

Lawrence Lessig, fundador de Creative Commons, defiende que los derechos de autor se adapten a la nueva era digital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pago del canon por adquirir soportes vírgenes (CD, discos duros, reproductores de MP3,...) “no sería necesariamente malo si, a cambio, el usuario pudiera copiar y compartir libremente las obras”. Así opinaba ayer Lawrence Lessig minutos antes de la conferencia que impartió en el Parque Tecnológico de Álava.

El profesor de Derecho en Stanford, creador de las licencias Creative Commons y conocido ciberactivista en los temas relacionados con los derechos de autor y la privacidad de los datos es una autoridad mundial en la influencia de Internet en las leyes que protegen los derechos de autor.

Lessig se opone radicalmente a las tácticas de la industria de criminalizar a las personas que comparten música o películas. Por el contrario, aconseja a las compañías audiovisuales que permitan compartir sus obras. “Así pueden conseguir más fans, como sucedió en el caso de Radiohead, que ha demostrado que este tipo de libertad facilita el éxito de los artistas”, defendió.

Su conferencia, auspiciada por Araba Enpresa Digitala, llevaba el mismo título que su nuevo libro, que salió al mercado el pasado jueves, Remix: Making Art and Commerce Thrive in the Hybrid Economy.

Se encuentra bajo una licencia Creative Commons, lo que significa que se podrá descargar gratuitamente desde Internet. “Esto facilita que se conozca de forma más amplia y, por tanto, que más personas quieran comprarlo”, reflexionó. Lessig apostó por adaptar una legislación de los derechos de autor que se ha quedado obsoleta por los cambios tecnológicos. “Su arquitectura tiene como base las copias, pero, en lo digital, cada utilización produce una copia y esto supone un cambio radical”.

Según Lessig, los intentos de la industria por mantener vigente la actual legislación provocan más costes que beneficios. “Nuestros hijos, que descargan música, parecen los terroristas”, ironizó.

Este experto explicó cómo se crean situaciones en que la cultura se hace invisible a causa del desequilibrio entre el periodo comercial de una obra y la duración de los derechos. Lessig propugnó una nueva definición de los derechos de autor donde se considere que el número de creadores ha aumentado exponencialmente, “porque la técnica se ha democratizado para cualquiera con un ordenador de 500 dólares”, y donde se diferencie a los autores profesionales de los aficionados. Por esta razón, Lessig defiende que las obras remezcladas realizadas por aficionados “estén libres de control”.

En su opinión, en unos ocho años se ha pasado de una cultura que denomina “de sólo lectura”, donde el destinatario no participaba en la creación, a una “híbrida de lectura-escritura en colaboración”, en sitios como Flickr o YouTube. “Las empresas fomentan estas comunidades para poder beneficiarse de ellas y generar valor”, señaló.

¿Qué es Creative Commons?

Las licencias Creative Commons facilitan a los autores determinar de antemano los usos permitidos de sus obras, sin necesidad de que exista un contacto previo con ellos.

¿Cómo funcionan?

Se trata de un sistema que aporta flexibilidad a los hasta ahora rígidos derechos de autor, al tiempo que se adapta a las legislaciones actuales. Se diferencia de ellas porque en lugar de aparecer la leyenda “Todos los derechos reservados”, se escribe “Algunos derechos reservados”.

¿Qué licencias hay?

Todas las licencias obligan a reconocer quién es el autor original aunque después cada creador decide el grado de apertura que desea. Puede variar desde la más abierta, que concede el permiso para distribuir libremente, realizar obras derivadas y usarlas comercialmente, hasta la configuración más restrictiva, que permite la libertad de distribución para usos no comerciales. No se deben confundir con el ‘movimiento copyleft’, que propugna la desaparición del copyright.