Público
Público

Microsoft necesita los portátiles de bajo coste

Windows y Linux luchan por ampliar usuarios en el sector de los netbooks

B. S.

Los portátiles se han convertido en la tabla de salvación para mantener el crecimiento global del sector de los ordenadores. Según cifras del fabricante de procesadores Intel, el mercado español de portátiles creció un 20% el año pasado, mientras que el de sobremesa descendió un 30%.

Uno de los factores para el crecimiento de cuota de los portátiles es la aparición de los netbooks, ordenadores ultraligeros y de bajo coste. El aumento en ventas de estos equipos no sólo afecta a los fabricantes de hardware. Los de software también están muy pendientes de ellos, conscientes de que el cambio de sistema operativo se realiza, sobre todo, con la licencia sobre equipos nuevos.

Las cifras facilitadas por distintas consultoras no aportan datos en la misma dirección. De ellas se desprende la guerra abierta entre Windows y Linux por proclamarse ganadores en esta batalla. Mientras la firma de investigación NPD señala que la cuota de los netbooks que se comercializan con Windows XP en EEUU ha aumentado desde el 10% de la primera mitad de 2008 al 96% en el pasado febrero, otro informe de la consultora IDC afirma que Linux llegó a alcanzar el 24% del sector el pasado año.

La tendencia que se intuye en ambos informes es que, después de un importante crecimiento inicial, Linux está cediendo parte de su porcentaje a favor de Windows, pese a la diferencia aproximada de 50 euros (más baratos en el caso de Linux) que hay en unas máquinas que apenas superan los 300.

Contraataque

Canonical, la compañía que se encuentra tras la distribución de Linux más popular, Ubuntu, ha contraatacado afirmando que los datos que otorgan a Microsoft la supremacía dependen del fabricante del equipo y de la distribución instalada, por lo que alerta sobre las empresas que se han tenido en cuenta para elaborar el informe.

Microsoft, por su parte, no parece dispuesta a cometer errores con el lanzamiento de su próximo sistema, Windows 7. Al contrario que Vista, que debido a sus requerimientos técnicos no funcionaba en estos portátiles, Windows 7 sí contará con una versión específica para netbooks.