Público
Público

Se ofrece desnudo integral de los genes

El bloguero Michael Arrington comparte con los internautas su test de ADN

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Michael Arrington era famoso por lo que escribía. Coautor de Techcrunch , uno de los blogs más populares de EEUU (sólo en el buscador Google hay más de 600.000 páginas que le mencionan), ahora ha decidido compartir con los internautas su secreto más escondido: su ADN . El suyo es uno de los primeros ejemplos del negocio en el que se ha convertido la genómica.

Arrington se gastó 1.000 dólares (unos 650 euros) en encargar a 23andMe , una de las pocas empresas que hacen test de ADN personales, uno de sus kit. El bloguero depositó una muestra de su saliva en eltubo y lo mandó de vuelta en un sobre. Unas semanas después, tenía los resultados guardados en un chip. Pero también los podía consultar en la web de 23andMe. Él y todos lo que Arrington quisiera.

23andMe, que ofrece sus tests a unos 50 países, incluida España, desde enero, no se limita a analizar el ADN. Una vez que lo tiene, ofrece varias herramientas para que entiendan sus resultados. Así, muestra el perfil genético y su relación con diferentes características del sujeto y la probabilidad de padecer alguna enfermedad o dolencia.

Conocer de dónde se viene

Arrington ha podido saber así que sus habituales dolores lumbares tienen mucho que ver con un gen que heredó de su padre, que sufrió lumbalgias toda su vida. También ha podido saber que tiene más posibilidades de sufrir de diabetes Tipo 1 que la media de la gente. 23andme permite desde hace unas semanas que Arrington y el resto de sus usuarios que lo deseen compartan estos datos con quien ellos quieran. Sólo hay que registrarse en su página web.

Este tipo de empresas también quiere responder a alguna de las eternas preguntas que se ha hecho el hombre. ¿De dónde de venimos? Por unos 600 euros, la compañía islandesa deCODE rastrea el origen de una persona en sus genes. El precio incluye el perfil genético, los atributos físicos (haciendo hincapié en los genes relacionados con algunas enfermedades, como hace 23andme) y comparar los resultados con los de amigos y familiares.

Los grandes avances a los que ha asistido la genómica en los últimos años ha permitido a muchas empresas lanzarse a ganar dinero con el ADN de los demás. En el momento en que no ha sido necesario secuenciar todo el
genoma -un proceso complejo, largo y caro- sino que ha bastado con una muestra de un millón de marcadores genéticos, nació el negocio la genómica personal.

Frente a una secuenciación completa que cuesta 230.000 euros en empresas como Knome , este tipo de servicios ya han bajado de los 1.000 euros. Algunas, incluso, ofrecen descuentos especiales a familias.