Estás leyendo: Ouya ya se puede reservar

Público
Público

Ouya ya se puede reservar

La consola de Android, financiada por 'crowfounding', costará 96 euros

EP

Ouya, la consola Android que ha conseguido recaudar casi 7 millones de euros en 29 días mediante 'crowdfunding', ha habilitado el proceso de prereservas. Los usuarios pueden encargar una unidad de la consola, que se comenzará a enviar en abril de 2013. Para los interesados fuera de Estados Unidos, Ouya se puede adquirir desde 96,3 euros, con gastos de envío incluidos.

La videoconsola, de código abierto, utilizará el sistema Android 4.0. Gracias a este sistema de microfinanciación colectiva el proyecto podrá ver finalmente la luz, superando con creces el dinero inicial solicitado. La consola va camino de ser una realidad y, por ello,  sus creadores ya permiten formalizar la reserva. En su web ya se a abierto la posibilidad de prereserva de la consola. De esta forma, los usuarios pueden asegurarse una unidad cuando comience a comercializarse el dispositivo. En la página se especifica que los envíos de Ouya comenzarán en abril de 2013 y la prereserva puede ser una forma de asegurarse ser uno de los primeros en disponer de ella.

Las consolas se comenzarán a enviar a partir de abril de 2013

Las prereservas se han abierto para usuarios de Estados Unidos y para otros países. En concreto, los estadounidenses pagarán unos gastos de envío de 10 dólares (8 euros), incluidos en el precio, mientras que los de otros países tendrán que hacer frente a gastos de envío de 20 dólares (16,1 euros), también dentro del precio.

En cuanto a los precios de la consola, el equipo de Ouya ofrece la posibilidad de adquirir el dispositivo con uno, dos o cuatro mandos de control. Los usuarios de fuera de Estados Unidos tendrán que abonar 119, 149 o 209 dólares (96,3, 120,6 o 169,1 euros), según el número de mandos que quieran. La apertura de esta fase de prereservas es una prueba más de que el proyecto está muy avanzado y de que pronto Ouya será una videoconsola más en el mercado. Mientras tanto, el equipo continúa trabajando en el dispositivo y en cerrar acuerdos con compañías, que podrían aumentar el valor de la consola y su potencial.