Público
Público

Un relevo para las tarjetas 'flash'

Memorias creadas con materiales usados en DVD, en fase de pruebas

ESTHER PANIAGUA

Las tarjetas flash que se usan en las cámaras de fotos digitales o en los reproductores de música MP3 tienen un posible sustituto. Según un artículo publicado hoy en la revista Science, nuevas memorias creadas con materiales usados en CD regrabables y DVD prometen aumentar drásticamente la cantidad de veces que se puede sobreescribir la información, disminuir el tamaño –y el precio– del dispositivo y a la vez aumentar su capacidad.

Estas memorias no volátiles (que no pierden la información cuando se apagan) podrían además incluir propiedades de las volátiles (que no conservan la información) como la RAM.

Las nuevas memorias se denominan de cambio de fase porque la clave de su funcionamiento es el control de la entrada de corriente eléctrica, pasando de una fase ordenada a otra amorfa. Este cambio de fase se produce aplicando calor con una resistencia o calentador. Así se derrite el material, dejándolo en un estado desordenado, y se enfría a continuación para que cristalice.

Las memorias electrónicas de cambio de fase no usan silicio, cuyo precio es muy elevado. Además “El desarrollo tecnológico de memorias electrónicas como las flash está acercándose a su límite físico”, explica el autor del artículo, Greg Atwood.

Así, numerosos investigadores que actualmente buscan materiales para sustituir al silicio en la creación de memorias electrónicas podrían encontrar en ellas la clave para poder progresar en el desarrollo tecnológico, tanto en cuestiones de rapidez como de tamaño.

Bill Gates nombró el siglo XX como “la edad del silicio” por la gran contribución de este material al desarrollo tecnológico, una era que quizá termine pronto con la llegada de las memorias de cambio de fase.