Público
Público

Un río australiano, en llamas por el 'fracking'

El diputado del partido ecologista Jeremy Buckingham prende con un mechero el metano que emana bajo el agua para demostrar la contaminación producida por la fracturación hidráulica a un kilómetro del río Condamine.

 

PÚBLICO

MADRID.- Pocas veces se habrá visto algo tan extraño y preocupante como un río en llamas. Es la supuesta consecuencia de las técnicas de fracturación hidráulica (fracking) para extraer petróleo, a un kilómetro del lugar.

El diputado australiano Jeremy Buckingham, del partido ecologista, ha hecho público este vídeo en el que utiliza un mechero para prender las burbujas de metano que emanan del río Condamine, en el estado de Queensland, al oeste de Brisbane.

"¡Increíble, un río en llamas!", dice Buckingham tras prender él mismo las burbujas de metano simplemente acercando un mechero a la superficie. "A veces una imagen vale más que mil palabras. Este es el futuro de Australia si no paramos el fracking", denuncia.