Público
Público

Un satélite para viajar al centro de las estrellas

DANIEL MEDIAVILLA

Viajar al interior de una estrella parece imposible, pero los astrónomos lo han logrado gracias a la astrosismología. Esta técnica es similar a la que emplean los geólogos para conocer el interior de la Tierra. Observando las vibraciones que se producen en la superficie de las estrellas, es posible conocer las condiciones físicas de su interior.

Esta forma de observación se había empleado, sobre todo, con el Sol, pero ahora, un estudio con información recogida por el satélite europeo CoRoT, muestra que también es posible realizar astrosismología con gran precisión para conocer otras estrellas. “Los astrónomos no podemos realizar nuestros estudios en un laboratorio y tenemos que inventar formas ingeniosas para estudiar unos objetos que no podemos manipular. En este caso, creo que es bastante sorprendente que sólo con los fotones que nos mandan estas estrellas seamos capaces de estudiar su interior”, explica Ignasi Ribas, investigador del Instituto de Ciencias del Espacio (CSIC) y coautor del estudio, que hoy se publica en Science.

El satélite ha permitido observar astros distintos del Sol con una precisión que hasta ahora sólo era posible alcanzar con nuestra estrella. Esto permitirá realizar comparaciones y conocer mejor cambios en el Sol, como los relacionados con las tormentas solares o los que pueden influir en los cambios del clima en la Tierra.