Público
Público

LG lanza un teléfono móvil con receptor para TDT

El teléfono móvil LG HB620T ofrece una pantalla de dos pulgadas para ver las emisiones de TDT en tiempo real 

PABLO OLIVEIRA Y SILVA

La penetración de la TDT en España aún no alcanza las cifras esperadas por el Ministerio. Con la llegada del apagón analógico en 2010 y después del impulso que ha supuesto en el mercado el lanzamiento del último iPhone, algunos fabricantes ven la necesidad de incorporar un receptor TDT en los teléfonos móviles.

En este sentido, LG ha presentado su primer teléfono móvil con el que los usuarios podrán ver las emisiones de televisión digital terrestre, gracias al receptor DVB-T que integra. Otros fabricantes, como Nokia y Samsung, también han desarrollado dispositivos móviles con TDT: Nokia N77, N92 y Samsung F510, pero todos han incorporado sintonizadores DVB-H, que no es el más utilizado en europea.

El teléfono móvil LG HB620T ofrece una pantalla de dos pulgadas. A los que ya lo han probado les parece un panel demasiado pequeño para ver la televisión, aunque los dispositivos como los populares iPod Video de Apple o Zen Vision de Creative ofrecen tamaños de pantalla muy similares para los contenidos de vídeo.

Antonio Zofio, director de la división de telefonía móvil de LG en España ha explicado que "no se trata de un sistema de descargas de contenido, si no de televisión digital en tiempo real". Además, ha añadido que "el móvil integra un sintonizador, por lo que es igual que disponer de un televisor en pequeño formato".

El dispositivo es compatible con el estándar actual de televisión digital terrestre que se utiliza en Europa. Incorpora una antena telescópica, para conseguir una recepción óptima de las señales de TDT.

Diseñado como un teléfono móvil en formato «concha», ofrece conectividad HSDPA, lo que permite la descarga de contenidos y la navegación por Internet en banda ancha. Incorpora además una cámara de dos megapíxeles, ranura para tarjetas de memoria microSD y es compatible con archivos de música MP3.

El teléfono ya está disponible en diferentes países europeos y a España llegará a principios del mes de agosto, con la llegada de las emisiones de los Juegos Olímpicos. El precio del terminal superará los 400 euros, aunque LG no descarta otras ofertas en función de los operadores.