Público
Público

Nintendo inicia la batalla contra las descargas de juegos de DS

Con una demanda junto a sus socios desarrolladores Nintendo pretende frenar la venta del dispositivo R4 Revolution que permite el uso de juegos descargados en su consola portátil

PUBLICO.ES

Nintendo ha demandado a cinco compañías en Japón acusándoles de permitir la descarga de juegos desde Internet, que posteriormente pueden utilizarse en su consola portátil DS.

El gigante de los videojuegos realiza esta demanda junto con otras 54 compañías desarrolladoras de juegos, con el objetivo de reducir estas "prácticas ilegales". Los portales que ofrecen estos contenidos y los usuarios que descargan este tipo de aplicaciones se amparan en su derecho a poseer copias de seguridad de los juegos que compran legalmente o a su uso temporal, "sólo para pruebas". En la práctica, no todos los usuarios poseen verdaderamente los juegos originales, ni los borran después de probarlos.

La denuncia de Nintendo, presentada en un tribunal de Tokio, se basa en la petición de "frenar la venta del producto ‘R4 Revolution para DS', dispositivo necesario para hacer funcionar estos juegos en la consola". Nintendo basa sus acusaciones en la Ley de Prevención de la Competencia Desleal japonesa, que podría "frenar la importación del producto si daña intereses de compañías del país", según han informado fuentes de Nintendo.

Así, Nintendo y sus socios esgrimen que "la difusión de dispositivos de copiado de juegos en Japón daña el crecimiento y el desarrollo de toda la industria del videojuego". Además, añaden que "se mostrarán enérgicos contra la lucha de cualquier compañía que lance dispositivos similares al R4 dentro de Japón".