Público
Público

WWF presenta diez retos «urgentes» para salvar el Guadalquivir

El documento recoge las recomendaciones de la Comisión Científica que cuestionó el dragado

O. C.

“El río Guadalquivir es la columna vertebral de Doñana, la arteria principal que permite dar vida a un espacio natural que resulta crucial para la migración de millones de aves europeas todos los años. Sin el río, Doñana no puede sobrevivir”, afirmó ayer contundente Juan José Carmona, técnico de la Oficina para Doñana de WWF. La organización ecologista presentó en Sevilla un informe con diez medidas “urgentes” que deben poner en marcha las administraciones para “detener el progresivo deterioro del estuario y recuperar los servicios ambientales, sociales y económicos del río”.

El primer reto para salvar el Guadalquivir es aumentar los caudales de agua dulce al estuario. La construcción de presas y el desarrollo de grandes áreas de regadíos han reducido los niveles de agua dulce una media anual del 60%, según el documento. El segundo es modificar el dragado de mantenimiento y que pueda ser supervisado por los científicos. El tercero consiste en el deslinde del Dominio Público Marítimo Terrestre en el Bajo Guadalquivir, con el objetivo de recuperar terrenos públicos para desarrollar las actuaciones de mejora.

El cuarto reto incide en la protección de los márgenes del Guadalquivir contra la erosión. El quinto aboga por recuperar y restaurar las llanuras de inundación. El sexto insta a eliminar la Montaña del Río, un antiguo dique que, según el documento, provoca la homogeneización y pérdida de biodiversidad de la marisma. Con el séptimo reto se pretende reconectar los brazos del río con el cauce principal. El octavo apuesta por reducir los aportes de sedimentos, nutrientes y pesticidas. Crear un Plan de Gestión de la Pesca es el objetivo del noveno reto. De no hacerlo, advierte WWF, el caladero del golfo de Cádiz “acabará sucumbiendo después de un periodo de agonía”. El décimo consiste en establecer medidas de adecuación al cambio climático.

Comisión Científica

Según explicaron los ecologistas, el documento incluye las recomendaciones de la Comisión Científica que cuestionó el dragado promovido por la Autoridad Portuaria de Sevilla. Ese informe concluyó que dragar el fondo del Guadalquivir para que puedan llegar al puerto buques de mayor tamaño tendría un efecto negativo en el río, su estuario y Doñana. Sus conclusiones llevaron finalmente al Gobierno central a exigir un nuevo proyecto que incluyera las mejoras exigidas.

WWF exigió, por tanto, responsabilidad a las administraciones implicadas en la gestión –estatal, autonómica y local–. Carmona pidió, además, a la Autoridad Portuaria “un análisis económico serio” sobre los puestos de trabajo posibles que se crearían con el proyecto, informa Europa Press.