Público
Público

"Los actores no chupamos del bote, como algunos"

Rosa Maria Sardà está en Málagapor 'La vida empieza hoy' y un homenaje

RUBÉN ROMERO

Rosa Maria Sardà está en Málaga por dos razones: su papel como sexóloga en el filme La vida empieza hoy, de Laura Mañá, y un homenaje a toda una vida dedicada a la interpretación. Aferrada a su paquete de Camel Light ("Fumaré con el permiso de nadie"), Rosa Maria Sardà (Barcelona, 1941) está abonada al doble sentido y al sarcasmo.

9. Está aquí por una carrera de 40 películas. ¡Eso es vocación!

No decidí ser actriz. Nací en una familia de actores, donde hacer teatro era algo natural. No sé a quién premian, porque nadie me conoce. No suelo mostrarme demasiado, sólo me conocéis a través de la imaginación de otros, de personajes de los que me fío más que de mí misma.

8. ¿Cree que es una maestra para lasnuevas generaciones?

No sabría enseñar este oficio. Lo único que sé es que es imprescindible tener sentido común. ¡Ah! y los ojos verdes también ayudan.

7. ¡Pero si siempre va con gafas!

Me las pongo antes que las bragas.

6. La gente dice: "La Sardà, qué graciosa".

Yo no me río conmigo misma. Ya sé lo que voy a decir en las películas, tú, porque lo he leído en el guión.

5. Estrena película. ¿Volverá a la televisión?

No sirvo para la televisión de ahora. Esto es así. Los tiempos cambian. Igual que antes había cine mudo y hubo gente que no pudo trabajar en el sonoro. Cuando las cosas avanzan, hay gente que se queda en el camino.

4. Pero ve la tele, ¿no?

Sólo los canales en los que ponen todos los días Casablanca. Nunca me acuerdo de cómo termina.

3. ¿Cómo ve la implicación de sus colegas en la política?

Yo no veo a actores, sino a ciudadanos. Y me gustaría que todo el mundo los viera así. Personas con conciencia e ideología que se manifiestan, como lo hacen los médicos. Hay quien piensa que no somos ni trabajadores. No estamos chupando del bote, como algunos.

2. Bueno, tan trabajadora que hasta está en trámites de jubilarse

Claro. Tengo mi derecho, como cualquier ciudadano. Lo que pasa es que siempre me falta algún sello.

1. Si Rosa Maria Sardà volviera a nacer

Sería mujer objeto. Cuando llegué al cine, ya era mayor y no pude hacerlo.