Público
Público

Ángel Marcos perfila la frontera entre necesidad y deseo

El fotógrafo disecciona Las Vegas en 'Un coup de dés'

ISABEL REPISO

“Crecí en un pueblo en el que nunca sucedía nada, por lo que pasábamos los días esperando una boda, un circo, las fiestas patronales”, recuerda el fotógrafo Ángel Marcos (Medina del Campo, 1955). En lugar de esperar como los personajes de Samuel Beckett, Marcos viajó hasta el gran plató de ofrendas que son Las Vegas para realizar su último trabajo, Un coup de dés, que hasta el 19 de julio vestirá las paredes de la madrileña galería Soledad Lorenzo. “Las Vegas me atrae en muchos aspectos: las luces, hay cierta irresponsabilidad y un conflicto muy claro entre los deseos y las necesidades”, destaca.

Que Las Vegas es una disculpa para poner sobre de la mesa rasgos definitorios de las sociedades de consumo queda claro en la muestra. La sed de opulencia, el culto al dios dinero y el negocio del sexo se ponen de manifiesto en cada obra de Marcos, como si de un entretenimiento circense se tratara. Eso sí, no retrata el epicentro del lugar, sino el estrarradio. “Necesito irme a la periferia porque es donde me encuentro más cómodo y aflora el tú a tú”, explica el fotógrafo castellano.    

Un coup de dés sucede a su trilogía sobre las polis contemporáneas, para la que Marcos se pateó Nueva York, La Habana y China, y cuya etapa final fue presentada en el Musac. Y después, ¿qué? “Necesito volver a replantearme toda mi obra, pero me apetece mucho abordar de nuevo el tema de la exclusión forzada”, sugiere.

Como es habitual, también en esta muestra hay un guiño al visitante, mediante una sola composición que ha construido con ayuda del ordenador. La pieza “representa la conclusión de lo que estoy contando que, en sustancia, es que por dinero se compra y por lograr dinero se hace”. Quizá la pieza más impresionante sea una fotografía iluminada que reza Trust y que fue tomada en un desguace de letreros luminosos. “El lema original era Stardust”, certifica. Mais oui!, lo real supera la ficción.