Público
Público

"El blog ya es un nuevo género narrativo"

Jesús Ferrero (Zamora, 1952) explica su incursión con Las fuentes del Pacífico (Siruela) en la novela de aventuras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Con esta novela, quería salir de los mundos opresivos en los que me había metido'. Así explica Jesús Ferrero (Zamora, 1952) su incursión con Las fuentes del Pacífico (Siruela) en la novela de aventuras. Atrás queda el dolor de la recreación de la historia de Las trece rosas y la nostalgia terapéutica de Ángeles del abismo. Además, ha simultaneado la novela con una afanoso trabajo en Internet -novela digital incluida-, al que considera el medio literario del futuro.

¿Cuándo comenzó a escribir esta novela?

Hace cuatro años. Tuve que reescribir bastante porque tenía problemas técnicos. Pero le apliqué mucha paciencia: la impaciencia es el peor defecto que puede tener un escritor.

En sus novelas, siempre hay dos figuras contrapuestas: Baco y Apolo. ¿Dónde están en esta historia?

Tenemos dos hermanos que son completamente opuestos. Uno es el hombre de acción y el otro es el perdedor. Yo intento que los personajes sean siempre muy diferentes. Todo lo contrario a lo que ocurrió con la película de Las trece rosas, donde todos los personajes parecían iguales.

Por cierto, usted tiene una relación peculiar con el cine: escribió el guión de ‘Matador' junto a Pedro Almodóvar ¿Qué ha pasado después?

A los directores españoles, no les gustan los escritores para sus películas. Quizá sólo se salva Belén Gopegui. Por eso, nuestro cine es tan poco literario. Todo lo contrario ocurre en EEUU. A mí un guión nunca me parecerá tan fascinante como una novela, a pesar de que trabajar en un guión es una gimnasia perfecta para visualizar escenas y a mí me salen mejor las novelas cuando visualizo las historias.

¿Y qué es lo primero que visualizó de esta novela?

Unas fuentes que yo colocaba en el Pacífico y que cautivaban a todo aquel que las miraba. Y al principio y durante mucho tiempo sólo tuve la imagen de las fuentes.

Está escribiendo en su web la novela digital ‘La autopista de Shambala'. ¿Qué posibilidades le da a la literatura la Red?

Voy a continuar esa novela y además ahora voy a crear un blog que quiero que sea una auténtica locura, tal y como es Internet. Es muy posible que este medio llegue a acabar con el libro. Internet está creando su propia literatura. De hecho, pienso que el blog ya es un género narrativo, que va a modificar el mundo de los libros y el de las editoriales también.