Público
Público

Cannes desenrolla la alfombra roja

La ciudad francesa ultima los preparativos para recibir el miércoles a las estrellas, directores y productores que competirán por la Palma de Oro

MERCEDES ÁLVAREZ (EFE)

La ciudad de Cannes ultima hoy los preparativos para recibir desde el miércoles a las estrellas, directores y productores que presentarán hasta el 27 de mayo las películas que competirán por la Palma de Oro, así como otras de las secciones paralelas.

En los aledaños del prestigioso Palacio de Festivales, que atraerá la mirada de todo el mundo durante los próximos días, los operarios trabajan para que mañana todo esté impecable cuando se inaugure con la película Monrise Kingdom, del cineasta estadounidense Wes Anderson.

A lo largo del día de hoy han ido llegando profesionales de diverso tipo, como periodistas, personas de la industria o cineastas, que se cruzaban por la Croisette con los lugareños que disfrutaban de un paseo marítimo repleto de animaciones.

En un día soleado aunque fresco, algunos turistas se bañaban en la playa, mientras otros se fotografiaban con réplicas de personajes de ficción, como Jack Sparrow, de la saga de Piratas del Caribe, que salpican los jardines de las inmediaciones del Palacio.

Las escaleras por las que subirán estrellas como Nicole Kidman o Brad Pitt lucían desnudas sin su alfombra roja, un manto que desde mañana se cambiará tres veces al día, una por cada proyección oficial, según consta en el dossier de prensa del Ayuntamiento de la ciudad.

Esta localidad de la Costa Azul se pone de gala durante estos días: más de 20.000 plantas decoran sus rincones, junto a los carteles y fotografías que recuerdan al visitante que Cannes está de fiesta. Este año el festival ha tenido que retrasar su inicio para no interferir con las elecciones presidenciales francesas, explicaron fuentes del servicio de prensa del festival, cuyos carteles presentan a una Marilyn Monroe celebrando sus 65 ediciones.

En las pantallas del Palacio, acostumbradas a las estrellas de cine, se emitía hoy en directo la investidura del socialista François Hollande como nuevo presidente de la República. Este desfase de una semana en el calendario respecto a ediciones anteriores repercute en la ocupación hotelera, advirtió el presidente del sindicato hotelero de Cannes, Michel Chevillon, puesto que el certamen cinematográfico coincidirá con el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1, que se celebrará en el cercano Principado del 24 al 27 de mayo.

"Esperamos que haya un repunte de la ocupación en el último fin de semana", afirmó Chevillon, quien añadió que entre el 16 y el 22 de mayo todos los establecimientos de Cannes estarán completos.

No obstante, la crisis se ha dejado notar en un sector que recauda el 15% de su facturación anual en los doce días de cine. Si en ediciones anteriores una persona pasaba de media diez noches en la ciudad, este año se quedará entre 7 y 8, según el representante de los hosteleros.

"La crisis tiene un impacto en las fiestas y cócteles", añadió Chevillon, quien apuntó que el número de celebraciones nocturnas se ha reducido. A pesar de estos datos, desde el servicio de prensa del festival destacan que el número de profesionales acreditados va en aumento, debido en parte al desarrollo de blogs y páginas web.

Más de 4.600 periodistas cubrieron esta fiesta del séptimo arte en 2011 y más de 10.000 profesionales de cerca de un centenar de países participaron en el Mercado del Cine. La ciudad triplica su población durante estas casi dos semanas, al pasar de 74.500 a 200.000 personas, según datos del Ayuntamiento.

Este incremento generó unas ganancias de 200 millones de euros en 2011 y creó más 3.000 empleos. Los habitantes se benefician de este impacto económico y además pueden disfrutar de las 1.500 entradas que el consistorio sortea entre los empadronados, así como de los conciertos o de las proyecciones de películas en la playa.