Público
Público

Un conocido autor de best sellers solidarios investigado por estafa

Greg Mortenson, autor de títulos basados en vivencias personales en Afganistán y Pakistán podría haberse inventado buena parte de sus obras

PUBLICO.ES/EFE

El denunciado exceso de fantasía de Greg Mortenson, un autor de 'best sellers' volcado en la construcción de escuelas en Afganistán y Pakistán que narró, entre otras aventuras, haber sido secuestrado, amenaza con derrumbar uno de los mitos filantrópicos de EEUU sobre la región.

En los superventas "Tres tazas de té" y "Piedras en escuelas", Mortenson construye un relato exótico basado en su experiencia en el que abundan las invitaciones a beber té, la montaña, los rifles automáticos, los talibanes y la fiereza y hospitalidad de las tribus, un panorama que ha sido puesto en entredicho.

El escritor narra, por ejemplo, su secuestro en 1996 en la región tribal paquistaní de Waziristán, fronteriza con Afganistán, e incluso publica una foto de sus supuestos captores.

Mansur Khan Mahsud, académico paquistaní que procede de Waziristán del Sur ha declarado que todo eso son mentiras. "No fue secuestrado. Se quedó en nuestro poblado durante diez o doce días y fue bien tratado", apunta Mahsud, quién además contó que uno de sus tíos accedió a traer en 1996 a Mortenson a su poblado, Kot Langer Khel, donde él conoció personalmente al norteamericano, pero desde entonces no volvió a saber nada más del autor.

El académico paquistaní montó en cólera al descubrir recientemente que Mortenson publicó una foto en "Piedras en escuelas" de miembros de su clan, descritos como tribales waziris, que "secuestraron" al escritor, sin ni siquiera ser cierto que ellos pertenecieran a esa tribu. 

Tanto el Ministerio de Cultura, Información y la Academia de las Letras paquistaníes Diferentes fuentes oficiales paquistaníes dijeron desconocer la obra de Mortenson y la polémica que se ha suscitado, pese a que el Gobierno le concedió el prestigioso galardón civil 'Sitara-e-Pakistan'.

Fue el canal televisivo estadounidense CBS el que, en un programa especial emitido el pasado fin de semana, echó por tierra algunas de las peripecias 'noveladas' por el escritor.

A partir de distintas fuentes locales, la CBS negó también que Mortenson fracasara en su intento de hollar el pico del K2 en 1993 y, tras perderse, fuera acogido en el norteño poblado de Korphe, episodio al que él achaca el comienzo de su idilio filantrópico.

La revelaciones han causado un gran revuelo en EEUU, cuyo imaginario colectivo sobre la región está impregnado de obras como el citado "Tres tazas de té", que llegó a encabezar la lista de libros más vendidos de "The New York Times".

Mortenson incluso se jacta en sus páginas de que sea "lectura obligatoria" para comandantes militares y fuerzas especiales de EEUU desplegadas en Afganistán, y anima al lector a hacer un esfuerzo humanitario.

El Instituto de Asia Central (CAI) de Mortenson dice tener 170 escuelas en ambos países, con énfasis en la educación femenina, pero en la prensa también han aparecido dudas sobre su labor.

"No tienen una ONG local. Envían dinero de vez en cuando", explicó Sarai Martín, responsable de género de la Fundación Félix Baltistán, una ONG vasca que trabaja en la remota y montañosa región paquistaní donde empieza la historia de Mortenson.

Por su parte, el analista Wahid Mujda observó que el Gobierno afgano no es capaz de controlar la discutida labor de las ONG y apuntó que acostumbran a tener intereses ligados a las potencias extranjeras.

El portavoz del Ministerio afgano de Educación, Sefatulá Safi, dijo tener constancia de la existencia de escuelas fundadas por Mortenson en el este afgano, aunque describió la labor de su organización como "limitada".