Público
Público

Corazón y esperanza contra la crisis

El cantautor estadounidense Jason Mraz difunde su mensaje de amor en un concierto ejecutado por sus músicos con la precisión de un reloj suizo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Corazón y esperanza son dos de las claves en su vida, pero también en sus conciertos. El cantautor estadounidense Jason Mraz ha difundido su mensaje enamoradizo en el Fnac Music Fest de Madrid a través de las canciones que componen su último trabajo, 'Love Is A Four Letter Word'.

Una fuerte instrumentación, una voz limpia de estudio y ritmos que enganchan son las dosis del show que ha presentado esta noche el intérprete de 'I'm yours', el éxito que le saltó a la fama internacionalmente en 2008.

Mraz, nacido en Virginia, Estados Unidos, hace 35 años, ha aterrizado en la capital tras su paso ayer por Barcelona, donde ofreció un concierto acompañado de Leiva y el grupo catalán Margarett.

Sin embargo, esta vez, sus compañeros de viaje han sido otros, la cantante venezolana Georgina, con la presentación de su último trabajo, 'Rara', y la banda Los Secretos, que hacia lo propio con su 'En este mundo raro'.

El cantautor estadounidense, ha abierto su repertorio con 'Everything is sound', de su nuevo disco, y lanzaba su primer mensaje de amor hacia sus seguidores, que rodeaban el Palacio Vistalegre de Madrid.

Con un castellano bien estudiado, Mraz, acompañado de su inseparable sombrero, saludaba a los asistentes y se colgaba la guitarra para deleitar con una voz impecable y unos ritmos logrados, gracias a la fuerza de sus músicos, entre los que había percusión, violín y trompeta, incluidos.

'You and I both', en la que se visionaban imágenes de corazones floridos rozando la ñoñería, y 'Living in the moment' precedían la intimista 'Plane', en la que Mraz demostraba su exquisitez por el tú a tú sin el apoyo de su banda.

Un dueto con su violinista hacia de presentación más tarde de la versión castiza de su conocido 'Lucky', interpretado originariamente junto a Colbie Caillat, y en castellano junto a la cantante mexicana Ximena Sariñana.

Pero el repertorio de Mraz también ha dado para versionar pinceladas del 'Fly me to the Moon' de Frank Sinatra, 'Three little birds' de Bob Marley y 'Signed, Sealed, Delivered I'm Yours' en un recordatorio a la figura de Stevie Wonder.

Aún así lo que todo el mundo estaba esperando, si bien es cierto que su gusto musical ha despertado gran expectación entre el público, ha sido el sencillo que le catapultó a los escenarios de todo el mundo.

La archiconocida 'I'm Yours', interpretada con el bien hacer de sus músicos, se convertía en un tarareo animado y en grandes aplausos a su despedida.

Un canto a la superación, con el acompañamiento de una enérgica percusionista al toque de un cajón flamenco, y un mensaje de amistad, en el que Mraz y el resto de sus músicos volvían al cara a cara con el público, completaban su noche.

Eso sí, redondeada con su 'I won't give up' (No voy a abandonar), en el que mostraba su tristeza por despedirse de España tras la visita que le ha traído gracias a la presentación de su último trabajo, 'Love Is A Four Letter Word', una auténtica oda al amor.

Previamente Georgina aportaba el toque femenino a la segunda edición del Fnac Music Fest, dando un aperitivo al público con temas como 'Rara' que da nombre a su reciente disco homónimo.

Después le tocaba el turno a la banda pop madrileña Los Secretos, que liderados por su vocalista, Álvaro Urquijo, presentaban 'En este mundo raro' con los éxitos de una carrera que suma veinte años.

Además, esta noche era un día especial para ellos, en especial para Urquijo, ya que se cumplían trece años de la muerte de su hermano Enrique, miembro destacado del grupo.

Su homenaje de pop-rock demostraba que temas como 'Todo sigue igual' o 'Déjame' no han pasado de moda, y se muestran incombustibles con el paso de los años, ganando adeptos también entre los más jóvenes.

En definitiva, una carta de presentación y unas actuaciones a la altura del cabeza de la jornada, que con su mensaje de corazón y esperanza ha cautivado a más de una y uno.

Mraz, comprometido con el medioambiente y los derechos sociales, también ha tenido hueco para la mujer, con un recordatorio a su grandeza, un guante de galán con el que se ha llevado a la palma a Madrid.