Público
Público

El cuadro destruido por Banksy se revende por 21 millones de euros

Hace tres años la obra se autodestruyó al ser subastada por 1,2 millones de euros. Este jueves se ha vuelto a subastar y su precio ha aumentado en más de un 1.600%.

Empleados de la galería posan para los fotógrafos junto a la obra autodestruida de Banksy en la casa de subastas Sotheby's en Londres, Gran Bretaña, 03 de septiembre de 2021.
Empleados de la galería posan para los fotógrafos junto a la obra autodestruida de Banksy en la casa de subastas Sotheby's en Londres, Gran Bretaña, 03 de septiembre de 2021. FACUNDO ARRIZABALAGA / EFE

El famoso cuadro de Banksy que se autodestruyó al ser vendido por 1,2 millones de euros —hace ya tres años, ante la mirada atónita de la sala de subastas—, ha sido revalorizado en un 1670,83%  al haberse vendido por 21,25 millones de euros (18,58 millones de libras).

Se trata de un récord para el enigmático grafitero de Bristol, cuyo trabajo más caro hasta ahora era 'Game Changer', un dibujo que donó durante la pandemia para dedicar los fondos al sistema sanitario británico y que alcanzó los 19,4 millones de euros.

La expectación este jueves en la sala de subastas era máxima para comprobar si el último truco del célebre artista, cuya identidad real sigue siendo un misterio, daría el resultado esperado y multiplicaría su valor después de haber acaparado la atención del mundo del arte en octubre de 2018.

La mujer que adquirió la obra hace tres años estuvo una semana pensando si llevársela finalmente

La coleccionista que compró la pieza en aquella ocasión tardó una semana en confirmar su decisión, pero al final se llevó a casa la obra, medio rasgada tras pasar por una trituradora de papel oculta en el marco.

Su apuesta, según se ha comprobado, fue acertada. El precio máximo estimado de salida, 7 millones de euros, se superó hoy en las primeras pujas, la mayoría de ellas a través del teléfono, y el resultado final de la subasta rompió todas las expectativas.

"El amor está en la papelera"

La obra original por la que aquella compradora pujó hace tres años llevaba el título "Niña con globo". Minutos después de ser rematada por primera vez, alguien en la sala activó por control remoto el mecanismo de autodestrucción.
Con la mitad del lienzo reducido a tiras de papel, parte del dibujo continúa siendo reconocible, pero la naturaleza de la obra había cambiado hasta el punto de que Banksy anunció un cambio de nombre y pasó a conocerse como "El amor está en la papelera".

En estos tres años, la obra se ha paseado por varios museos internacionales, y ahora ha regresado a la a la casa de subastas donde nació.