Público
Público

Daniel Calparsoro: "Es extraño que nuestra civilización se haya embrutecido tan rápido"

El cineasta se lanza a un mundo de universos paralelos, reglas físicas y patrones matemáticos con el thriller ‘El aviso’, en el que reflexiona acerca del bullying, la violencia machista, el terrorismo y la herencia que dejamos a las nuevas generaciones.

'El aviso'

Unos días antes de morir, Stephen Hawking completó una investigación en la que explicaba cómo podríamos detectar universos paralelos. La investigación, fundamentalmente matemática, busca demostrar la realidad de múltiples universos coexistiendo al mismo tiempo. Mientras los científicos revisan el estudio del genial físico, el cineasta Daniel Calparsoro se ha lanzado a la ilusión del ‘multiverso’ desde la ficción con El aviso.

Thriller con toques psicológicos y fantásticos, el filme es una adaptación al cine de la novela del escritor madrileño Paul Pen, desde la que se retrata la sociedad de la incomunicación, un colectivo que queda definido por el tipo de crímenes y abusos que se cometen en él: bullying, violencia machista, terrorismo... Protagonizada por Raúl Arévalo, la película cuenta la historia de un hombre —un matemático enfermo de esquizofrenia— que intenta por todos los medios salvar de la muerte a un niño que ni siquiera ha nacido aún.

Aura Garrido, Antonio Dechent y Belén Cuesta completan el reparto de ‘El aviso’, escrita por Jorge Guerricaechevarría, Chris Sparling y Patxi Amezcua. “Me enviaron el guion en inglés, porque esta era una película que se iba a hacer en EE.UU.”, explica Daniel Calparsoro que con este trabajo se adentra por primera vez en el territorio de lo fantástico.

¿Qué ha cambiado al traer la acción de EE.UU. a España?

Bueno, teníamos que adaptar el guion a Madrid, a Europa. El reto era recuperar a los personajes para hacerlos madrileños, creíbles… Había que españolizar toda la película. Y eso había que hacerlo también, o sobre todo, con los crímenes que suceden en esa gasolinera maldita, que no tienen que ver con los que suceden en EE.UU. Teníamos que poner lo nuestro para evitar que fuera un engendro de película. Además, para ser universal tienes que ser local. La película se ha vendido a todo el mundo.

¿Qué hay que hacer hoy para salvar al niño del mañana?

Hay que educar a nuestros hijos en que deben respetar a sus amigos y educarnos a nosotros mismos en el respeto a los demás, amigos y enemigos. Hay que vivir sabiendo que lo más importante es el respeto entre personas. Es extraño que nuestra civilización se haya embrutecido tan rápido y eso ha sido porque nos hemos descuidado.

Stephen Hawking y su teoría de los universos paralelos…

No solo de Hawking, también Einstein, dos grandes físicos que murieron un 14 de marzo. Las Matemáticas y la Física son los sustitutos de la religión. Al final siempre son los mismos temas, todo habla de lo mismo, de que no hay un final, de dónde comienza todo, de la forma en que luego continua la vida… Unos hablan del más allá y los científicos de la energía que se transforma…

En ello se basaron los filósofos que se aproximaron a la ciencia ¿no?

Claro. Ahora se pueden plantear con teorías físicas y matemáticas cosas que antes solo pertenecían al territorio de la brujería o de las religiones extremas. Hoy se pueden hacer demostraciones empíricas de cosas que eran inexplicables hasta la fecha. Hay que seguir abriendo caminos.

Volviendo a los universos paralelos…

Esta película habla de ello y desde el guion, que está muy bien pensado, se convierte en una herramienta para la historia humana y para hablar de los hombres que pelean por lo que creen.

En la película hay bullying, violencia machista… ¿definen nuestra sociedad?

La película retrata una sociedad con problemas de comunicación importantes. Es un reflejo claro de lo que sucede hoy. Aquí nadie consigue sentarse en una mesa y negociar nada. El maltrato machista y el bullying son una lacra, efectivamente, pero son una realidad. Era importante que la historia bebiera o se nutriera de la realidad social. Esta es una película de entretenimiento que habla de la incomunicación que vivimos hoy en nuestro país.

Cine comercial con contenido, como en su anterior ‘100 años de perdón’.

Sí. Aquí, por ejemplo, el personaje que interpreta Aura Garrido es el de una mujer que ha tenido que huir de su marido y ahora medio se lo echan en cara de alguna forma. Eso ocurre en la realidad. Me gusta pensar que películas así pueden provocar un debate, al fin y al cabo, las películas se hacen para hacer preguntas, no para dar respuestas.

Todo ello desde un thriller, ¿el género para trascenderlo?

Sí. Es algo muy bonito, porque desde el thriller se consigue una carga emocional muy fuerte. Para mí esta es una historia sencilla, la de un hombre que quiere salvar a un niño y lo arriesga todo por ello. Es una lucha épica porque hombre y niño viven en años diferentes, de hecho, el niño no ha nacido aún. Los americanos lo llevan haciendo desde mucho, cine comercial, entretenimiento con contenido. Es el cine que más me gusta y es la línea en la que trabajo ahora.