Público
Público
Another Way Film Festival

Cuando la distopía se vuelve real: 30 películas sobre la crisis climática y el desastre colectivo

El Another Way Film Festival reúne lo mejor del cine medioambiental, una deriva cinéfila por el desfiladero al que nos aboca el progreso. 

Un fotograma de la película 'El hombre se ha comido la tierra'.- ANOTHER FILM FESTIVAL
Un fotograma de la película 'El hombre se ha comido la tierra'.- ANOTHER FILM FESTIVAL

Llega como cada año –y van 6– el festival Another Way Film Festival, la cita anual con el cine que pone el foco en la ecología. Documentales, películas de ficción y cortometrajes, con temas tan variados como el cambio climático, la relación del ser humano con la naturaleza, los derechos humanos o el conflicto entre modernidad y tradición integran la programación de un festival que ahonda en el alto precio que pagamos por el progreso.

La presente edición –que tendrá lugar en Madrid del 22 al 29 de octubre– y se desarrollará en un formato híbrido entre lo presencial y lo virtual, dará cabida a una treintena de películas que irán acompañadas de charlas sobre temas medioambientales con expertos e incluso se proyectará una cinta infantil, Manou (pajaritos a volar), con el fin de llegar a un público más heterogéneo.

El lema de este año es 'Sorprendamos el futuro' y su puesta de largo será este jueves en la Cineteca (y en la plataforma online del festival) con la película Newtopia, un viaje conmovedor y divertido a un mundo en extinción, testimonio de un tiempo y un lugar que nunca podrán ser documentados de nuevo. Durante 15 años el director Audun Amundsen ha acompañado al chamán Aman Paksa por la jungla de Indonesia.

De esa experiencia, y de la amistad que se va fraguando entre el director y el chamán, nace una historia sobre el futuro y el pasado de lo que conocemos, una mirada a nuestros ancestros desde un presente efímero.

"La programación de este año va a llegar directamente al corazón del público y va a agitar las mentes", ha afirmado Marta García Larriu, directora del festival, en declaraciones recogidas por la organización en su nota de prensa. Desconocemos cuál será la reacción del público, sí sabemos, por contra, que el documental L’homme a mangé la terre (El hombre se ha comido la tierra),  previsto para el 24 de octubre (en Cineteca y Filmin), concienciará a más de uno sobre esa desquiciada carrera hacia ninguna parte que define al progreso.

Dirigida por Jean-Robert Viallet, la cinta se sumerge en los claroscuros del turbocapitalismo rampante, trazando cada uno de los recodos que componen ese trasiego de siglos de explotación de los recursos terrestres. La revolución industrial, el taylorismo, la agricultura intensiva... El hombre se ha comido la tierra y lo peor es que es literal, no en vano el documental nos habla de una revolución geológica de origen humano, el Antropoceno, una nueva era caracterizada por los desmanes humanos.

De los 31 títulos, realizados por directores de hasta nueve nacionalidades, solamente 14 documentales tendrán la posibilidad de entrar a competición: diez en la Selección Oficial y cuatro en la llamada Selección Impacto. Además, la Sección Orígenes incluirá una selección de aquellas películas de culto que hace décadas ya hablaban sobre la problemática medioambiental. Este año la retrospectiva, proyectada en Filmoteca Española (Cine Doré), estará compuesta por: Cuando el destino nos alcance (1973), El último caballo (1950) y el inefable Fitzcarraldo (1982).

Será la ocasión de disfrutar una vez más de ese potentado excéntrico con delirios de grandeza, interpretado por Klaus Kinski, y empeñado en construir un teatro de la ópera en un poblado peruano a orillas del Amazonas. Descabellado no, lo siguiente. Un desvarío megalómano que simboliza la deriva del hombre moderno, incapaz de saciar su voracidad explotadora.