Público
Público

Los estrenos de la semana

Las salas de cine proyectan este fin de semana dramas como 'Las chicas de la sexta planta', 'Four Lovers', 'Evelyn' y 'Había una vez una isla', el punto cómico lo pone' Project X'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El drama reina entre los estrenos de este fin de semana con Las chicas de la sexta, Four Lovers, Evelyn y Había una vez una isla, que tratan temáticas como la inmigración o las catástrofes naturales. Project X es la apuesta cómica de la semana.

Carmen Maura vuelve a la gran pantalla de la mano de Las Chicas de la sexta planta, una película que se enmarca en el París de los años 60. Este filme cuenta la rutinaria vida de Jean-Louis, dedicada a su familia y su negocio. Su vida cambia al conocer a las chicas de la sexta planta, un grupo de españolas llenas de vida que trabajan como criadas en el elegante edificio en el que vive. Hará especial amistad con María, una joven alegre y decidida que provocará una revolución en el vecindario y, junto al resto de chicas, le descubrirán a Jean-Louis sentimientos y emociones que jamás habría imaginado en su mundanal existencia.

En Four Lovers se encuentran Rachel y Vincent, que se conocen en el trabajo, y deciden organizar una cena con sus respectivos cónyuges: Frank y Tery. Algo que comienza con una bonita amistad, acaba complicando los sentimientos de estas cuatro personas.

El drama de la inmigración viene de la mano de Evelyn, una inmigrante que viaja a España en busca de una vida mejor. Sin embargo, esta idea de una promesa de futuro se convertirá en una pesadilla cuando es secuestrada para ejercer la prostitución.

¿ Has pensado lo que harías si tu familia tuviese que abandonar su casa por culpa del cambio climático?. Esta es la pregunta que lanza Había una ves una isla, un documental que ha sido filmado en la isla de Takuu, en el suroeste del Pacífico, donde la marea inunda las viviendas de la comunidad que vive en ella.

Finalmente, la nota de humor la pone Project X, una producción americana que se cuenta la fiesta que deciden hacer un grupo de amigos. La diferencia de su fiesta radica en que la graban con cámaras digitales para evitar perderse cualquier momento que pase, sin embargo hacerse populares tiene un precio y los protagonistas deberán hacer frente a situaciones imposibles para mantener en secreto esta fiesta.