Público
Público

Fallece el escritor británico Tom Sharpe

El autor, nacido en 1928, saltó a la fama con sus novelas de humor como 'Wilt' o '¡Ánimo Wilt!'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El novelista británico Tom Sharpe, autor de obras como Wilt, ha muerto la madrugada de este jueves a los 85 años en su domicilio de Llafranc, en Palafrugell (Girona), por una complicación de su diabetes, según han informado fuentes cercanas al escritor.

El escritor sufrió varias caídas en los últimos 15 días, que le provocaron problemas de movilidad y otras complicaciones que se sumaron a la patología de la diabetes, que padecía desde hacía 30 años.

Sharpe, nacido en Londres en 1928, ha publicado obras como Reunión tumultuosa, Exhibición impúdica, Una dama en apuros, Vicios ancestrales, La gran pesquisa, Becas flacas y Los Grope, además de otros volúmenes protagonizados por el profesor Henry Wilt. De hecho, la novela Wilt, que fue llevada a la gran pantalla en 1989 por Michael Tuchner, vendió más de 10 millones de ejemplares en 22 idiomas.

El novelista, que vivía en Llafranc desde 1995, estaba especializado en novela humorística, y su infancia y juventud estuvieron marcadas por una rabia crónica. Estudió Historia en la Universidad de Cambridge y después de realizar el servicio militar se trasladó a Sudáfrica en 1951, donde se dedicó a la enseñanza y a realizar trabajos sociales en Natal.

En 1961 escribió y representó una obra contra el régimen del Apartheid, lo que le llevó a ingresar en la cárcel de Pietermaritzburg acusado de político subversivo y comunista peligroso y más tarde fue deportado por actividades antigubernamentales. Desde 1963 hasta 1972 trabajó como profesor de Historia en el Colegio de Cambridge de las artes y la tecnología, y recibió el Gran Premio del Humor Negro en 1986.

En 2010, alzó su voz contra los recortes sanitarios, y amenazó con regresar a su país natal por este motivo, en una carta dictada por teléfono a La Vanguardia, donde también aseguró que no recordaba haber pasado tanto frío 'ni siquiera durante la II Guerra Mundial en Inglaterra'.

Lo dijo tras la gran nevada que en marzo de ese año azotó especialmente la provincia de Girona, que se quedó sin suministro eléctrico durante días, ante lo que manifestó su sorpresa por que 'un país como Catalunya' aceptara esta situación.

Está previsto que se celebre una ceremonia este fin de semana en Palafrugell, y posteriormente sus cenizas se repartan entre la localidad gerundense, Cambridge y Sunderland.