Público
Público

Flores en la basura Las voces de la España pobre

José Antonio Romero da voz a las víctimas de la crisis en 'Flores en la basura', una película documental "de agitación" que revela el abismo de desigualdad que existe en España y anima al activismo de los ciudadanos.

Publicidad
Media: 5
Votos: 7

Una imagen de 'Flores en la basura'

"Cuando no hay futuro / ¿cómo puede haber pecado? / somos las flores en el cubo de la basura / somos el veneno de tu maquinaria humana / somos el futuro, tu futuro". Los Sex Pistols vociferaban a finales de los 70 en God Save the Queen su descontento y la frustración de todo un país, de la Inglaterra a punto del descalabro. La España de 2019 podría desgañitarse con idéntica rabia a la que escupían aquellos rebeldes geniales. Con más de 12 millones de personas en riesgo de pobreza o exclusión social en nuestro país, en algún momento habrá que dejar de lamerse las heridas y levantarse.

"Es el momento de la revolución. No creo que esto se pueda ya cambiar desde dentro", declara a Público Lorena Yusta, una joven activista madrileña y una de las protagonistas de la película Flores en la basura, documental que José Antonio Romero ha rodado durante cinco años, entre 2013 y 2018, y con el que busca sacudir a la sociedad, agitarla hasta que despierte.

"He hecho esta película por motivos morales", explica el director -coguionista junto con el periodista Joaquín Estefanía-, que confiesa que cuando ha comentado a "algunos colegas" sus razones para lanzarse a una aventura de tantos años y de la que no espera ningún rendimiento económico, "les ha salido una mueca irónica".

Las activistas Pato Díez y Lorena Yusta, en un momento de la película

La puñetera caridad

Tal vez necesiten ver esta película y mirar a los ojos a las víctimas de la crisis. En España, hoy, más de una quinta parte de la población se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social. La tasa asciende al 21,6% de la población, más de 12 millones de personas, lo que significa 4,3 puntos porcentuales por encima de la media del entorno comunitario, según datos de Eurostat. Además, 2,59 millones de personas (cifra de 2017) de nuestro país son trabajadores pobres, es decir, ocupados que sufren grandes estrecheces.

Mujeres, trabajadores mayores de 45 años, jóvenes, pensionistas… familias enteras que dependen de la puñetera caridad para salir adelante porque los servicios sociales no existen o son muy insuficientes. Paro, desahucios, hambre, angustia… Representantes de todos estos sectores maltratados ofrecen su testimonio en esta película, en la que también aparecen activistas, como Lorena Yusta o Javier Baeza, párroco de San Carlos Borromeo en Entrevías (Madrid), economistas como Emilio Ontiveros, periodistas, politólogos como Samir Naïr, el presidente de la Renta Básica Daniel Raventós, historiadores, escritores como Almudena Grandes o Juan José Téllez… y hasta miembros de una chirigota.

El catedrático Sami Naïr

El poder de la gente

Y con ellos, el rostro del mal. Los defensores del sistema capitalista, de la máquina de hacer dinero, como Marcos de Quinto, que cuando se grabó la entrevista para la película acababa de abandonar su cargo como vicepresidente de Coca-Cola. Se marchó después de los cierres de las fábricas de Fuenlabrada, Alicantes, Asturias y Palma de Mallorca, que afectaron a 1.250 trabajadores.

"Si hay un poder por encima del poder político y del poder económico es el poder de la gente", dice ante la cámara. Y, a su pesar, seguramente, ¡qué gran razón tiene! Los trabajadores de la fábrica de Coca-Cola de Fuenlabrada se lo demostraron, se declararon en huelga indefinida y después de cinco años de lucha consiguieron anular sus despidos y recuperar su centro de trabajo.

Marcos de Quinto, que como subraya Flores en la basura ha declarado en el Congreso contar con 47,7 millones de euros y haber ganado el año pasado más de 5,6 millones de euros, es uno de esos españoles que nos recuerda todos los días el abismo de desigualdad que existe en nuestro país. El 10% más rico acumula el 24% de riqueza, mientras que el 10% más pobre solo tiene el 1,9%, según el informe que ha elaborado CC.OO. El sistema de protección social en España 2018. Este sindicato, lo mismo que UGT y USO han colaborado en la producción de la película, que también ha recibido apoyos de Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, del gobierno y la televisión balear, de Acción Cultural Española y de Economistas Frente a la Crisis.

"Una película de agitación"

"Hay un desequilibrio enorme entre los sufridores de la crisis y el otro lado", dice José Antonio Romero. Y, muy rápida, Lorena Yuste apunta: "No hay forma de que la gente se mueva si nos venden que la crisis está pasando, que es lo que nos están diciendo ahora. Nos tenemos que organizar, hace falta una revolución pacífica con la que conseguir la igualdad de las personas. Con esta película se puede concienciar a la sociedad, es urgente que tenga el conocimiento de lo que pasa".

Flores en la basura, "una película de agitación", ha nacido para ello, y por ello, en opinión de José Antonio Romero, no queda más remedio que mostrar la injusticia y la tristeza de tantas vidas en la pobreza. "¿Pero, cómo hemos llegado a esto? Nunca pensé que me iba a ocurrir a mí". Pero a Ismael, un parado de larga duración que vive en Vallecas, le ocurrió. "Nos echaron de la casa después de 20 años de vivir allí. El niño me decía: papá tengo hambre. Y ¿qué haces?"Tal vez la respuesta esté en la convicción de Lorena Yusta de salir del sistema, de terminar con él, al fin y al cabo, como dice en la película Paco Álvarez Molina, ex vicepresidente de la Bolsa de París: "Los cromosomas de las crisis están dentro del modelo económico capitalista. El dinero como objetivo, no como herramienta".