Público
Público

Impiden pasar al recinto del Arenal Sound con banderas republicanas

Desde el martes 31 al domingo 5, el festival castellonense abre sus puertas a cerca de 300.000 personas y con unas medidas de seguridad nada exentas de polémica.

Publicidad
Media: 3.17
Votos: 6

M.G denuncia que le impidieron pasar al recinto del Arenal Sound con una bandera republicana./Público

Las hay de todo tipo: del pueblo natal, del equipo de fútbol, del orgullo LGBT, del artista en cuestión, del país de origen, de la región… Las banderas lanzan un mensaje: “Esto es lo que me representa”. En el Arenal Sound, uno de los festivales más multitudinarios de nuestro país, no podía ser de otra manera. Banderas de todo tipo, color y forma, adornan los conciertos y este recinto a la orilla de las playas de Burriana. Pero, ¿todas las banderas son bienvenidas?

M.G, en declaraciones para Público, relata que quiso entrar en el festival el pasado jueves 2 de agosto portando una bandera republicana atada a la espalda. Antes, si quiera, de pasar los controles de seguridad, proporcionados por la empresa Seycu, dos guardias se le acercaron y le informaron de que no podía acceder al recinto con la bandera. El joven, de 17 años, les espetó: “La gente está accediendo con banderas de todo tipo, ¿por qué yo no puedo?”. A lo que le respondieron: “Son directrices, esta bandera no está permitida” y le ofrecieron la posibilidad de guardársela. Él, no obstante, la conservó, esperó un rato y la guardó en su mochila. “Eso sí, escondiendo la parte morada, no vaya a ser…”, explica. Y, finalmente, consiguió acceder al recinto.

A.S, de 18 años, cuenta Público que le ocurrió lo mismo el viernes 3. Se encontraba con dos amigos más que llevaban la bandera española y la LGTB atadas a la espalda, y en el primer control “se me acercó un chico de seguridad y me dijo que no se podía entrar con la bandera republicana porque representaba una ideología”, afirma la joven, a lo que preguntó por qué la republicana no y las otras dos sí. “Esas no representan una ideología”, fue la respuesta que obtuvo, por lo que su bandera fue confiscada hasta que saliera del recinto.

Esta prohibición contrasta con la imagen del Arenal, pues allá dónde mires hay banderas por doquier. Desde la ikurriña, a la de Argentina, pasando por la de la región de Murcia, la del Atlético de Madrid e incluso la de Corea del Norte (que dejaron entrar, aunque “con mala cara”, según la versión del joven).

Una de las agentes de seguridad de Seycu, que se encontraba en la entrada ese jueves, explica que la intención es “evitar problemas generados por cuestiones políticas e ideológicas y que nada tienen que ver con el festival”. No obstante, de acuerdo a la web del Arenal lo que no está permitido son las maletas y mochilas grandes, cascos de moto, comida ni bebida, elementos punzantes o peligrosos, paraguas y palos selfie, pero no especifican nada sobre las banderas (y especialmente cuales se pueden entrar y cuales no).

La organización del festival ha afirmado a Público que no han tenido constancia de este problema hasta que le han llegado quejas por redes sociales y que en el caso de que se incauten banderas es porque se presenten acompañadas por algún objeto rígido  (como un palo), pero que respetan todas las ideologías políticas, siempre y cuando no vayan en contra de nadie u inciten al odio. Además aseguran no saber "cual ha sido el motivo" para no dejar entrar a los asistentes con esas banderas.

Recordemos que no es la primera vez que se requisan banderas (e inlcuso camisetas), el pasado mes de mayo la Policía requisó esteladas y camisetas amarillas de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) a la entrada del estadio Wanda Metropolitano, donde se celebró la final de la Copa del Rey.