Público
Público

Corbacho: "Ya todo el mundo sabe que el sexo débil es el masculino"

El equipo de El Terrat publica nuevo libro, 'Practicar sexo es fácil (si sabes cómo)', un manual de instrucciones para el sexo escrito desde el sentido del humor 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lo que vendría a ser la Historia de España y Lo que vendría a ser la televisión en España son los dos libros anteriores del equipo de El Terrat. Animados por la editorial (Planeta) a lanzar otro, se pusieron a pensar y 'como lo nuestro es la tele, después de la tele viene el sexo, aunque normalmente es mejor al revés, primero el sexo y después todo lo demás', explica José Corbacho, uno de los siete nombres que firman ahora Practicar sexo es fácil (si sabes cómo). 'Es un libro escrito en tono de humor, para entretener, donde hay también información, pero no vale para estudiar en la ESO'.

Destinado a 'toda persona que tenga previsto mantener, al menos, una relación sexual', el libro —'un manual de instrucciones para el sexo'— repasa cronológicamente la historia de la sexualidad, sus momentos más brillantes y más oscuros, se ocupa de las distintas partes del cuerpo, de diferentes técnicas, del sexo en solitario, para iniciados, del sexo avanzado... 'pero todo ello sin que falte sentido del humor, por eso hemos empezado a reírnos de nosotros mismos'. Los autores son, además de José Corbacho, Jordi Évole, Berto Romero, Sílvia Abril, Rafael Barceló, Oriol Jara y Roger Rubio.

Dicen que en cuestiones sexuales las mujeres se ríen más y con más facilidad y naturalidad que los hombres, ¿es así?

Las mujeres lo hacen todo con más facilidad. Los hombres somos muy simples, también en materia sexual. ¡Pero si llevamos colgando por fuera los aparatos genitales! como si fuera un defecto del sistema. Es como un extra puesto ahí. Los hombres somos imperfectos y muy simples. Las que verdaderamente entienden la complicidad son las mujeres y son las que más fácilmente se ríen de ellas mismas. Pero bueno, a estas alturas ya todo el mundo sabe que el sexo débil es el masculino.

El capítulo de lo que siempre se han llamado 'los preliminares' lo escribe una mujer, ¿son menos importantes para los hombres?

Los preliminares son más de las mujeres. Los hombres somos como el Ferrari de Fernando Alonso o mejor como el Red Bull de Vettel, pero es que nuestra fisonomía es diferente. Lo de las caricias, los hombres nos lo pasamos bastante por el forro, pero sabemos que es una parte del proceso. El 'aquí te pillo, aquí te mato' es una fantasía masculina.

¿España es un país tan pacato en estos asuntos como algunos sugieren?

¡España es un país tan pacato en tantas cosas! Estamos a la cola de muchas cosas. Hasta hace cuatro días éramos un país bastante gris en este sentido y teníamos las libertades bastante resquebrajaditas, ¡las pobres! Aparentemente estamos en el furgón de cola, pero es verdad que luego nos conocemos poco y que es probable que la gente tenga un sexo más abierto, más lúdico y más libre de lo que pensamos.

¿El arte de la seducción, del cortejo, se ha refinado o al contrario?

Cada especie animal tiene una forma de cortejo, el urogallo, el tiburón, el gorila o la bacteria unicelular. Seducir a alguien es un arte que, yo creo, depende de las personas no de la época.

Lo que sí marca la salud sexual de un país es la religión...

Las épocas oscuras en la historia del sexo coinciden con las épocas muy religiosas. Las sociedades ultra religiosas son enemigas del sexo. Aunque yo creo que al final cada persona tiene su propia intimidad para hacer con su cuerpo lo que le dé la gana. Pienso en esas mujeres musulmanas cubiertas de los pies a la cabeza que se gastan una pasta en lencería en Marbella, en París o en Nueva York. De cualquier modo, cualquier cosas que excluya otra cosa no es positiva, es regresión. Y, al fin y al cabo, todos venimos del sexo.

¿Más sexo sano es igual a un mundo mejor?

Más sexo sano y sexo más sano son propios de un mundo mejor, más cerca de la felicidad y con más cosas positivas. Siempre que el sexo sea de común acuerdo, claro, lo otro es un delito. Por otro lado, un sexo insano es un problema de salud y provoca menos calidad de vida.

Humor y sexo, ¿es lo que quiere la gente en medio de esta época de crisis?

Nunca sabes qué es lo que la gente quiere. Creemos que en los malos tiempos la gente quiere reírse y evadirse, pero eso vale también para los narcotraficantes, como la gente quiere evasión, enviemos a ese país más drogas... La gente ahora también quiere estar bien informada y ser más crítica con la situación, nosotros lo vemos con 'Salvados'. Lo importante es hacer las cosas con honestidad e ilusión.

Además de este libro, ¿en qué otros proyectos andan ahora usted y El Terrat?

Estamos en plena producción de una película, 'Somos gente honrada', que dirige Alejandro Marzoa. En 2013 yo voy a estrenar un espectáculo de teatro. Con Juan Cruz estoy preparando otra película, que podríamos empezar a rodar en primavera. Es importante, más ahora, tener proyectos. Los que podemos vivir de lo que nos gusta somos unos afortunados, aunque los niveles de fortuna se van reduciendo. Antes éramos felices por trabajar en lo que nos gustaba, ahora somos felices por trabajar y, como sigamos así, seremos felices por vivir. Pero yo siempre pienso que, por mal que vengan las cosas, lo importante es la amistad, el entorno... Los que trabajamos en esto, a veces nos creemos más importantes de lo que somos y si falla un proyecto, no pasa nada. Vamos a intentar ser buena gente en esta época y a disfrutar de lo que hacemos.

- 'Está aceptado que el tamaño medio del pene español en erección es de catorce centímetros (antes de reírse, levantar las manos, hacer aspavientos o sorprenderse por este dato, le recomendamos que se lo mida; es posible que aquello que usted tasaba en ‘más o menos dieciocho centímetros' sea algo menos pretencioso)'.

- 'El peaje de la seducción: No existen técnicas para seducir, lo mejor es ser uno mismo... No, es broma. Por mucho que digan las moralejas de las comedias románticas, nosotros le recomendamos que no se muestre como realmente es. Mienta, simule, interprete, finja, pretenda ser otro... de momento no hay por qué ahuyentar a la posible presa'.

- '¡Por fin! El coito: Empecemos por el principio: qué introducimos y dónde lo introducimos'.

- 'No se considera práctica sado obligar a tu pareja a ver según qué programa de televisión'.

- '¿Qué es el sexo tántrico? Los miembros de la pareja tienen que respirar profunda y acompasadamente, mirándose a los ojos, durante un rato. Uno de sus objetivos es conseguir eyacular hacia dentro. Pero no hacia dentro de la otra persona, hacia dentro de usted mismo. El sexo tántrico promulga el egoísmo seminal. ¡Atención! Un adolescente, sobre todo cuando es un chico, no puede permanecer ante una mujer desnuda y dispuesta a hacerle el amor más de diez minutos sólo respirando. O eyacula o le explota un testículo'.