Público
Público

M. Night Shyamalan: "Lo que más miedo da es sentirse amenazado"

El cineasta hace en su nueva película, 'Tiempo', una parábola existencial para días de pandemia y concluye que hay que vivir el ahora. Adaptación de la novela gráfica 'Castillo de arena', el filme refleja las emociones que él mismo ha sentido durante el confinamiento.

El director M. Night Shyamalan con el actor Gael García Bernal, en el rodaje.
El director M. Night Shyamalan con el actor Gael García Bernal, en el rodaje. Universal Pictures

"Deja de desear que pase este momento". Vive la vida ahora. Es el consejo que da el cineasta M. Night Shyamalan desde su nueva película, Tiempo, un historia que contiene en un solo día la vida entera de todos sus personajes. Adaptación al cine de la novela gráfica Castillo de arena, del escritor Pierre Oscar Lévy y el ilustrador Frederik Peeters, este trabajo es una especie de experimento que nos permite observar al ser humano y su comportamiento en estos tiempos de pandemia.

Un grupo de turistas que pasa el día en una playa aislada descubre que están envejeciendo rápidamente. Al constatar que no se puede salir de ese lugar tienen que decidir si, a pesar de todo, seguir intentándolo o aprovechar el tiempo que les queda. En Tiempo el ideal de estar aislado se convierte en una trampa. Gael García Bernal, Vicky Krieps y Rufus Sewell encabezan el reparto del filme.

La enfermedad, el envejecimiento y con él, la pérdida de la belleza de la juventud, la desconfianza, el miedo, la necesidad de convivir en un único espacio, la muerte… están presentes en la película, parábola existencial con la que, en palabras del cineasta, "estoy trasladando muchas de las emociones que yo he sentido". M. Night Shyamalan habla, a través de una videoconferencia, con Público de esta película.

Una escena de la Película.
Una escena de la Película. Universal Pictures

Ver envejecer a sus padres hizo que le interesara esta historia, ¿cómo siente usted el paso del tiempo? La vida de mi padre se reduce a la cama, el salón, la televisión, la silla, el baño, vuelta a la silla otra vez. Al observarle me doy cuenta de cuánto le cuesta levantarse, de cómo están sus músculos que ahora le mueven tan despacio… soy muy consciente de la degeneración física y muy consciente de lo joven que soy yo en relación con él. Como consecuencia de ello pienso mucho estos días en el paso del tiempo.

Un día, de repente, te das cuenta de los años que tienes, ¿esto le ha ocurrido a usted? Sí, pero también es más filosófico, creo. Yo no me siento mal, me siento reflexivo respecto a estas cosas, todavía me siento joven, no me siento viejo y no tengo miedo a la vejez, aunque definitivamente sé que un día yo seré como mis padres y me sentiré como ellos. Pero no pienso en ello, no tengo esos sentimientos, mis relaciones son hoy, ahora, no en el ningún futuro. Esto es ahora, eso es para mí. De joven pensaba mucho más en estas cosas, pero estaba muy inseguro, creo que sufría el síndrome del impostor. Afortunadamente, ya no, y ahora estoy bien y esta es mi vida ahora.

Entonces usted sigue el consejo de uno de sus personajes, "deja de desear que pase este momento"…Eso es, exacto, aquí estamos, esto es el presente. Esto es la vida.

El personaje del médico reacciona violentamente, ¿es una respuesta de ciertas personas en tiempos de confusión, como el que estamos viviendo? Sí, desde luego, la pandemia y la de la película son situaciones extraordinarias, provocan cierta demencia y lo que más miedo da es sentirse amenazado. La mente viaja a sitios amenazantes y ante eso, reaccionar con ira es una forma de protegerte a ti mismo. Cuando te sientes solo, amenazado, piensa que todo el mundo va contra ti, eso es lo que pasa en esos momentos. Pero en realidad esas personas no son potencialmente peligrosas, aunque no puedas evaluar sus intenciones. A veces, cuando alguien siente que está lejos del amor de los demás y sufre demencia, da miedo.

Todos hemos reflexionado durante el confinamiento ¿a usted le ha hecho cambiar de alguna forma? Me ha cambiado de una forma definitiva, en dos cosas especialmente. Parar y ralentizar las actividades que normalmente hago fue increíblemente bueno para mí y para mi familia. En segundo lugar, me siento incapaz de hacer todo lo que hacía antes. Ahora puedo llegar a sentirme encadenado. Veo a mucha gente volviendo a lo mismo de antes, mirando otra vez las pantallas de los teléfonos, haciendo un montón de cosas, perdiendo uno y otro momento de sus vidas, sin vivir la vida… es una manera loca de herirte a ti mismo. La pandemia nos ha hecho parar a todos y nos ha hecho vivir más lentamente. Y no es una cuestión de la cantidad de actividad que hagas, debería dar igual hacer una cosa que cien, pero la cuestión es no volverte loco. Hacer todo lo que quieres está bien, pero muchas veces es como si no estuviéramos presentes y no te sientes bien haciendo cosas y haciendo cosas y... Hay que estar presente en cada cosa que haces. Me siento mucho mejor ahora, después de pensar en todo eso.

¿Usted cree en teorías de conspiración de la pandemia, las vacunas?
Nada en absoluto, ni un poco. Sé que a la gente le encanta creer que tenemos algo en contra, pretender que hay algún enemigo, intentar averiguar algo…lo sé, lo sé… saber algo que no sabe nadie más que tú… eso es sobre lo que se ha construido mi carrera, pero, afortunadamente, algunas veces no hay grandes secretos en lo que pasa, lo que es es lo que es. Decir que unos científicos han fabricado esto es fácil y no te hace responsable a ti. Son historias que nos contamos a nosotros mismos. Algunas veces con las campañas políticas de un candidato pienso que es triste porque una parte será verdad, pero otra no y ¿cuál no lo es? La historia que se ha inventado sobre la vacuna, por ejemplo, se ha construido muy rápido, pero la realidad es que los científicos llevan años y años y años trabajando en ello, y eso es lo emocionante. Pero hay gente que piensa que es una conspiración, que la vacuna es para meternos algo en el cerebro, que es un trampa… eso solo es bueno para las películas de científicos, para los que inventamos historias. La vacuna es muy efectiva.

Ahora damos otro valor a la ciencia, pero ¿la ciencia puede ser también peligrosa? La ciencia puede matar a la gente también, supongo, pero si es así siempre será por motivos económicos. ¡La ciencia nos ha dado tantos beneficios! Ahora podemos vivir mucho más tiempo. En mi familia son todos médicos, por tanto, hay mucho respeto por la ciencia en mi entorno. Mi madre ha trabajado con niños toda la vida, mi padre es cardiólogo, bueno ahora está retirado, así que me siento mucho más confiado y cómodo con la ciencia que sin ella. Si no me hubiera dedicado al cine, probablemente, hubiera sido médico, estaría ahora mismo en algún hospital hablando con algún paciente.

¿El personaje del enfermero es una clase de tributo a los trabajados de la sanidad? Ese personaje, ese hombre es capaz de hacer muchas cosas por los demás, es un hombre muy dulce. En realidad los personajes tienen diferentes capacidades y están viviendo una situación terrible, así que, ¡qué suerte tener un enfermero entre nosotros! ¿Te suena? En su parte científica también está emocionado por todos los cambios que está pasando en esa playa.

¿Es una película en la que se cuentan vidas enteras? He tenido mucha suerte porque durante muchos años he estado haciendo películas pequeñas, contenidas. No era capaz de hacer una película sobre varias generaciones y la vida entera de las personas. Es muy caro contar una historia de una persona que primero es un niño y luego un joven y más tarde un adulto Pero esta novela gráfica me ha dado la oportunidad de hacerlo, así que esto ha sido un regalo.