Público
Público

"La izquierda es una cuadrilla de cagaos"

Barricada celebran su 25 aniversario con una gira con Rosendo y la edición de una caja recopilatoria.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Parece el Papa, pero es El Drogas. Estamos en el patio de la SGAE, intentando hacer una entrevista, pero no nos dejan. Saludos a la izquierda, besos a la derecha, conexiones radiofónicas en directo... “A mí me gustan estas cosas. El follón, el cristo... Si no, joder, el día que llegas a un sitio y no te conoce nadie, joder, mal asunto”. El Drogas, Enrique Villarreal en la partida de nacimiento, cumple 25 años al frente de Barricada. Lo celebra con el lanzamiento de una caja especial, 25 años de rocanrol, y una gira estatal –como le gusta decir a él– junto a Rosendo.

Últimamente Barricada sólo saca recopilatorios. ¿Hay sequía creativa?
Bueno, hay un dejarse llevar por las apetencias. No tenemos prisa. Material nuevo tenemos desde el año pasado. El próximo será un disco conceptual sobre la Guerra Civil.

25 años desde su debut y los más jóvenes siguen enganchándose a Barricada. ¿Cómo lo hacen?
Pues no lo sé, simplemente lo disfruto. Pero bueno, mi hijo mayor tiene 21 años, así que estoy puesto en el asunto, vivo esa generación.

El rockero, ¿qué tal envejece?
Yo soy feliz en esto. Tengo vitalidad suficiente para continuar. Tocar dos horas, tres...

En el año 2008, ¿ante quién levantaría una barricada?
Demasiada gente. Sobre todo, ante los políticos de extrema derecha de este país. Rajoy incluido, por supuesto. Y de ahí en adelante: Acebes, Conferencia Episcopal, Legionarios de Cristo...

España, ¿cómo va?
España, bueno, procuraré llamarlo España cuando se reconozca la lucha que tenían los republicanos por sus ideas, cuando se reconozca que aquí hubo un golpe de estado... Entonces se me llenará la boca diciendo España. Mientras tanto, para mí España es un país de conejos donde la izquierda es una cuadrilla de cagaos.


¿Le dicen algo sus hijos al escuchar versos como ‘Esas tetas me las quiero comer’?
Bueno, al mayor le gustan. La chiquita, que tiene 11 años, se me echa las manos a la cara. Ella es más de Amaral, de Fito... Pero bueno, también me gusta que dentro de casa haya sus más y sus menos en estas cuestiones. Me encanta discutir con ella, ver cómo va formando su propio criterio.

¿Cuál es la Santísima Trinidad de Barricada?
Desde luego que ni Dios, ni patria, ni rey. Si Franco decía fe, fe y fe, nosotros decimos trabajo, trabajo y trabajo. A eso le debemos todo, a ensayar diariamente.

¿Cómo es un día normal en la vida de El Drogas?
Me levanto a las ocho y le preparo el desayuno a la chiquita. Me gusta estar con ella, verla disfrutar, porque le preparo buenos desayunos. Le doy el almuercico y se va a la ikastola. A las diez ensayamos, toda la mañana. Luego vuelvo a casa a comer, con toda la familia, hablando de nuestras cosas. A las tardes ya depende... Me gusta pasear con la socia por Pamplona.

¿Qué es más difícil: salir a un pabellón con 5.000 personas delante o enseñarle matemáticas a su hija?
Joder, más difícil ayudar a mi hija con los deberes. Quizás no tanto matemáticas, pero sí el resto de asignaturas. Ella está estudiando en euskera y yo no tengo ni puñetera idea. Pero bueno, va sacando las cosas.

¿Lo de las ‘groupies’ es mito o realidad?
A mí siempre me han venido más los novios, los que te vienen a dar la chapa. Pero como a mí también me gusta meter la chapa, suelen ser ellos los que se van escaldaos.