Público
Público

Spotify, los secretos de un gigante que lo quiere todo

La compañía espera llegar al millón de usuarios en España este 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Son cinco y trabajan en una oficina compartida del madrileño Paseo de la Castellana. Al frente del equipo está Lutz Emmerich, director en España de Spotify, la aplicación que más ha dado que hablar en el sector musical en los últimos años.

Spotify ha conseguido lo que parecía imposible: que público, discográficas y casi todos los artistas (un buen número de grandes estrellas ha retirado su repertorio del servicio) se pongan de acuerdo. Todo esto, claro, por el momento, ya que el proyecto es todavía un bebé dando sus primeros pasos y debe demostrar su rentabilidad.

'Mi primera experiencia con Spotify fue hace año y medio, cuando uno de sus creadores me envió su nuevo proyecto. Pensé: ¿En qué se ha metido? ¿Otra vez música y streaming? No puede ser. Cuando lo probé y me di cuenta de su rapidez, me dije: tengo que trabajar en esto', explica Emmerich.

Spotify fue creado en Suecia por Daniel Ek y Martin Lorentzon. Se trata de dos empresarios tecnológicos que invirtieron los beneficios de otros negocios en este nuevo reto. Empezaron a trabajar en 2006, y durante los dos primeros años financiaron ellos mismos todo el proyecto (tenían a 50 programadores trabajando en él).

Su idea era la siguiente: como la gente prefería la piratería para escuchar música, había que crear un sistema que mejorara la piratería. Y nació Spotify. 'Si tú te metes en eMule, primero lo tienes que encontrar, luego ver de dónde te lo bajas y finalmente confiar que el contenido es el que indica el archivo. Nosotros ofrecemos lo que buscas de forma más rápida y con más calidad', afirma Lutz Emmerich.

Antes de lanzar Spotify, negociaron con las discográficas las licencias de uso de sus repertorios. Fue el proceso más difícil. Transcurrieron varios meses hasta que los sellos multinacionales, que tienen una participación en la compañía, dieron el sí definitivo. En la actualidad, Spotify cuenta con más de seis millones de canciones.

Por ahora, sólo seis países cuentan con Spotify: Suecia, Reino Unido, Francia, Noruega, Finlandia y España. La compañía tiene 80 empleados en todo el mundo, cinco de ellos en nuestro país. De los 750.000 españoles que se han instalado Spotify en su ordenador, la mayoría tiene entre 18 y 44 años. El 60% son hombres y el 40% mujeres. El siguiente paso para Spotify: el desembarco en Estados Unidos y en China

 

Es increíble, intuitivo y simple. Ahí radica su diferencia”, dice Marcelino Moraleda, director de ventas digitales de Sony BMG. Todos coinciden en que uno de los puntos fuertes de Spotify es la facilidad con que se maneja y la accesibilidad de sus contenidos. “Pinchas sobre la canción y al instante suena. No es como otros servicios de ‘streaming’, que tardan mucho en cargar”, añade Mia Nygren, de Universal.

En realidad, Spotify no es un ‘streaming’ puro. La aplicación es un sistema híbrido entre ‘streaming’ y el conocido P2P. Al instalar Spotify en su ordenador, el usuario comparte parte de su disco duro con los otros clientes. Así, al seleccionar una canción muy escuchada, esta procederá de los ordenadores de otros usuarios. Si el tema no es oído habitualmente, entonces sí procede de servidores externos. Por lo demás, el sistema de búsqueda es muy sencillo y permite el rastreo por artista, canción, álbum, género e incluso sello.

El usuario tiene la posibilidad de crear sus propias listas de reproducción, que puede compartir con sus amigos enviándoles una simple dirección de URL. Por ahora, no se puede valorar la música ni hacer recomendaciones. En lo que respecta al servicio de pago, el director de la compañía en España no quiere dar el número de abonados, aunque sí admite que “todavía es una cifra muy pequeña. Ahora estamos trabajando en eso”.