Público
Público

El realismo de Hopper, en el Thyssen

La exposición del pintor estadounidense se compone de 73 obras que recorren su trayectoria e influencias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La más amplia y ambiciosa exposición del pintor realista estadounidense Edward Hopper tiene lugar en Madrid, en el museo Thyssen. Una selección de 73 obras recorrerán la trayectoria y las influencias del artista reflejadas en sus inquietantes y bellas escenas cotidianas de la clase media estadounidense.

El Museo Thyssen, que posee la colección más importante del artista fuera de Estados Unidos, y la Réunion des musées nationaux de Francia, referente en la pintura francesa de principios del siglo XX que tanto marcó a Hopper en sus comienzos, suman fuerzas para profundizar en la obra de uno de los pintores estadounidenses más conocidos y apreciados en Europa.

Prestamos de grandes colecciones privadas e instituciones como el MoMa, el Museum of Fine Arts de Boston y el legado de la esposa del pintor, Josephine completan la exposición del pintor en Madrid.

La exposición, que posteriormente viajará a París, incluye también un apartado específico dedicado a su relación con el cine, que circuló en ambos sentidos: ¿quién no ve en su cuadro 'Casa junto a la vía del tren' la clara inspiración de Hitchcok para 'Psicosis'?.

Hopper, 1882-1967, es uno de los principales representantes del realismo del siglo pasado, aunque estuvo muchos años ignorado, ganándose la vida como ilustrador, pues no vendió un cuadro hasta 1913. Tuvo que esperar hasta los 43 años para poder dedicarse a la pintura gracias al éxito de su primera exposición en Nueva York.

En sus pinturas parece que algo va a ocurrir, pero no pasa nada El artista retrata Estados Unidos y sus escenas cotidianas, pero sin idealizarlas, mostrando la modernidad de sus hoteles, sus estaciones, sus bares y sus habitantes, aislados entre sí. No es un pintor narrativo como los demás, porque sus cuadros tienen una inquietante capacidad de evocación: parece que algo va a ocurrir, pero no pasa nada.