Público
Público

La SGAE recuperará 3,5 millones de la pensión de 'Teddy' Bautista

La Sociedad General de Autores y Editores ha celebrado su primera junta directiva tras la marcha del polémico directivo, presentado unas cuentas cuyas pérdidas son millonarias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) recuperará los tres millones y medio de euros de la pensión del expresidente del Consejo de Dirección Eduardo Bautista, cuyo pago impugnó la entidad hace unos meses. Así lo ha anunciado hoy el presidente de la SGAE, Antón Reixa, en una rueda de prensa en la que ha presentado las cuentas de 2011, que esta tarde serán sometidas a la aprobación de la Asamblea General de socios, la primera que celebra la nueva junta directiva surgida de las elecciones del pasado 26 de abril.

La SGAE decidió impugnar el cobro de esta pensión por parte de Eduardo Bautista después de que el Juzgado de lo Social número 40 de Madrid considerara el pasado mes de marzo que no tenía una relación de carácter laboral con la entidad, aunque hubiera desempeñado funciones de alta dirección. 'Por la boca muere el pez', ha sentenciado Reixa en relación al hecho de que fue el propio Bautista quien provocó este pronunciamiento del Juzgado de lo Social al presentar una demanda contra la SGAE por despido improcedente.

La demanda fue desestimada, así como la pretensión del exdirectivo de que la SGAE le indemnizara con 1.400.000 euros. Y es que, ha indicado Reixa, el plan de pensiones de Bautista estaba vinculado a la relación laboral con la SGAE de tal forma que, al no existir tal vínculo, los 3 millones de euros más el medio millón en concepto de intereses, volverán a las arcas de la entidad de gestión.

La SGAE registró el pasado año unas pérdidas de 4,6 millones de euros que se suman a los 13,5 millones de euros negativos de 2010, unos resultados que colocan a la entidad en una situación 'difícil pero viable', ha asegurado hoy su presidente, Antón Reixa. Los datos económicos están incluidos en una auditoría 'severa, rigurosa y nada cortesana' que ha revisado las cuentas de 2010 ya que, frente a las cifras que situaban las pérdidas en 6,3 millones, éstas se elevan a 13,5 millones de euros, ha dicho Reixa.

No obstante, la previsión para 2012 es lograr un equilibrio presupuestario de la cuenta de pérdidas y ganancias a partir de un 'riguroso' control de gastos de gestión y la moderación en las inversiones. Y es que, ha indicado Reixa, la entidad sufrió una 'carencia histórica en la gestión financiera' y un deficiente control del gasto. El principal problema de la entidad se sitúa en la Fundación Autor que, a pesar de sus fines sociales, se dedicó durante los últimos años de gestión de Eduardo Bautista a invertir en la red Arteria de adquisición de teatros, en la que se gastaron 250 millones de euros de los que 120 millones están apoyados en créditos.

Por ello, la entidad ha decidido crear una 'unidad específica de desinversión' para desprenderse de estos inmuebles, que ha centrado sus primeras actuaciones en las propiedades de la SGAE en Argentina y México. También se acometerá un plan de austeridad para la rebaja de los gastos generales de la SGAE de los 68 millones actuales a 50 millones. Otra de las actuaciones destacadas por la nueva directiva ha sido el esfuerzo realizado para rescatar los derechos de autor pendientes de identificación.