Estás leyendo: Advertencia de Pedrosa

Público
Público

Advertencia de Pedrosa

El español es el primero que supera a Stoner en una sesión cronometrada en temporada

ALBERTO CABELLO

El diagnóstico ya es definitivo, el proceso de recuperación se pone en marcha en dos días y hay tiempo suficiente para no precipitar la vuelta como la temporada pasada. Tampoco se acaba el mundo por la operación de clavícula a la que será sometido el próximo lunes Dani Pedrosa (Honda). Así parece haber asumido el piloto de Sabadell las novedades de estos últimos días en cuanto su estado físico.

Sin nubarrones, el panorama se ve más azul. Este Gran Premio de Jerez no es un molesto inconveniente antes del preoperatorio. La anestesia sentará mejor con una buena carrera en esta cita de obligado cumplimiento para los pilotos españoles. Para comenzar, no está mal haber conseguido superar a Casey Stoner en una sesión cronometrada oficial de la temporada. El australiano no regaló ni un solo entrenamiento en el fin de semana de Qatar. Pedrosa le birló ayer el mejor tiempo en la segunda sesión de prácticas libres en el circuito.

El subcampeón del mundo parece aliviado una vez descifrada su lesión

La mañana no había comenzado, sin embargo, con buenas sensaciones. Después de cinco vueltas en la ronda matutina, el subcampeón del mundo regresó al box de Honda. Gestos de incomodidad, de malas vibraciones con la moto. La minicumbre de emergencia con Alberto Puig y su jefe de mecánicos resultó purificadora. A la pista regresó un cohete que bajó sin aparente esfuerzo del minuto y 40 segundos. Sólo una acelerón final de Stoner consiguió arrebatarle el primer lugar del test mañanero. El australiano marcó el mejor tiempo de toda la jornada en esta sesión.

El que no dulcificó el gesto en toda la mañana fue Jorge Lorenzo. Dibujó un eterno no con la cabeza al diseccionar el diagnóstico de su máquina. Hasta estuvo a punto de irse al suelo por la mañana. Para como, otra vez parece que Honda ha conseguido recuperar esas décimas de ventaja de pretemporada que se difuminaron en buena parte de la carrera de Qatar.

Pero las cosas parecen haber vuelto a su estado original. Ese que exige un 120% en el arte del pilotaje para poder disputar la carrera a la competencia. Al contrario, se atisbó cierta evolución de la Ducati respecto al estreno en el desierto. Valentino Rossi se sería capaz de dar una vuelta por el trazado jerezano con los ojos cerrados. Ocho veces ha conseguido la victoria aquí. Mientras, Pedrosa seguía a lo suyo, sin que ni Stoner pudiera batirle.