Público
Público

El Barça no se puso nervioso

El Real Madrid siempre fue por detrás en el partido estrella de la 31ª jornada de la ACB.

IGNACIO ROMO

El Madrid tiró el primer cuarto y ya no acertó a sacar la cabeza. Aunque peleó mucho. La desventaja de doce puntos que acumuló en los primeros diez minutos le obligó a estar todo el partido, como en la novela de Proust, En busca del tiempo perdido. Se acercó mucho, sobre todo cuando Llull llevaba la batuta, cuando se desdoblaba bien en el contrataque y cuando su velocidad lo convertía en letal. Pero tenía enfrente a un equipo bien cosido: un conjunto de figuras que ya se ha convertido en un eficaz bloque y que juega tres partidos por semana como si no costara.

El Barça construyó su ventaja, madrugadora, a base de triples. Tres lanzamientos consecutivos desde la línea de 6,25 en el primer cuarto voltearon el marcador desde un 7-4 favorable al Real Madrid a un tanteo en el que ya siempre dominarían los azulgrana, que mandaban en la cancha -establecieron un parcial de 13-0- que anulaba a los blancos.

Llull, que discute con Brad Oleson el premio al jugador revelación de la temporada, revitalizaba al madrid cada vez que relevaba a Raúl. El revulsivo del balear funcionó al final del segundo cuarto (el Madrid llegó a estar 35-38) a base de un ritmo endiablado en ataque y una defensa estática, agresiva y muy sólida. El segundo cuarto terminó cayendo del lado local, a pesar de contar con un quinteto sin estatura.

Pero Lakovic iba asentando el partido de forma silenciosa. Fue el jugador más sólido del encuentro (13 rebotes y 17 puntos con un gran acierto en los triples) y el responsable de que los azulgrana no se pudieran nerviosos. El esloveno fue el gran contrapeso para la velocidad de Llull. Y para el partido en progresión de Bullock (20 puntos), que quiso dar el gran susto al final. Pero el Barça es un equipo sin miedo.

Unicaja 88 - Ricoh Manresa 67

Cajasol 81 - A.G. Fuenlabrada 90

Real Madrid (76): Raúl López (6), Bullock (20), Mumbrú (4), Massey (7), van den Spiegel (4, cinco inicial), Llull (11), Winston (9), Tomas (5), Hervelle (10),

Barcelona (79): Lakovic ( 17), Navarro (7), Barton (8), Ilyasova (14 ), Santiago (2, cinco inicial), Andersen (12 ), Sada (3), Vázquez (13), Basile (1), Grimau (2).

Árbitros: De la Maza, Bultó y Martínez Díez. Eliminaron a Massey por faltas personales.

Palacio de Vistalegre: 12.900 espectadores.