Público
Público

El Barça triunfa en la fiesta del basket

El equipo de Xavi Pascual se impone en el quinto y definitivo partido (73-69) a un gran Real Madrid y consigue su 17º título de Liga. Fran Vázquez y Pete Mickeal, claves en la victoria azulgrana. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Apareció Fran Vázquez. Podría haber sido Sergio Rodríguez, Pete Mickeal, Juan Carlos Navarro o, quizá, Mirotic. Pero fue el pívot blaugrana quien se erigió como la figura de la noche haciéndose enorme bajo los aros (anotó 16 puntos, capturó 8 rebotes y obtuvo un 24 de valoración) y declinó la balanza para los blaugrana (73-69). El Barcelona Regal dominó el choque merced a su mejor juego interior y su eficacia reboteadora; el Madrid no desistió en ningún momento y luchó hasta la bocina final. Finalmente, el Barcelona supo defender su ventaja en el último cuarto para conquistar su 17º campeonato de Liga, la séptima para Juan Carlos Navarro, en una final que no se decidió hasta el último segundo del último partido de la serie. El partido y la final fueron una auténtica oda al baloncesto. Ha sido la fiesta del basket. 

Fue un partido de parciales y rachas. El Barcelona tiraba más fuerte y dominaba mejor el juego interior, pero el Madrid respondía tirando de orgullo, casta y tiro exterior. Dos minutos de partido pueden resumir el choque. Arrancaba el segundo cuarto, el Barça ganaba 24-16 marcando la máxima distancia en el momento tras un parcial de 8-0. Pero el Madrid respondió con otro parcial de 14-2 para ponerse por delante. En este intercambio de golpes y rachas se desarrolló el partido pero con una única diferencia: el Madrid, después de este parcial, siempre salió perdiendo en el intercambio de golpes y nunca más volvió a dominar el marcador. 

Así, mientras el Barcelona consiguió sumar puntos en sus momentos más complicados gracias al empuje de Frán Vazquez, que se hizo enorme en la zona, el Madrid no encontró al '5', que siriviera de ancla a su defensa y permitiera mantener una regularidad anotadora a su equipo. Mirotic aportó todo lo que pudo en el interior, pero él sólo no pudo. Felipe Reyes lo intentó y el equipo lo agradeció. El pívot madridista capturó 10 rebotes y tiró de casta en los momentos decisivos. A falta de un minuto y ocho segundos para el final del choque, el eterno capitán capturó tres rebotes en ataque consecutivos, sacó el esférico a línea de 3 y Carrol, intermitente en el partido de hoy, puso a los de Laso a dos puntos. El final iba a ser de escándalo.

El Regal no fallaba. Erazem Lorbek había estado desaparecido en el partido, pero no iba a defraudar. Todos en el Palauestabann tranquilos, sabían que Lorbek es el jugador de últimos cuartos. El esloveno apareció para echarse el equipo a su espalda y anotó hasta 10 puntos en el cuarto decisivo. Junto a él brilló especialmente Pete Mickeal a quien no le tembló el pulso en los momentos en los que al resto de los mortales le queman los balones entre las manos. De hecho, el esloveno ha sido elegido MVP de las finales.

A falta de 18 segundos para el final del choque Carrol volvió a anotar desde la línea de tres y reducía la distancia hasta los tres puntos. Mickeal anotó sus dos tiros libres para el Barça y Sinclair anotó otro triple para el Madrid acto seguido. Los de Laso se ponían a dos y anunciaban que iban a dar guerra hasta el último segundo. Mickeal volvió a la línea de tiros libres, pero esta vez sólo anotó uno. Quedaban cinco segundos, una jugada, y el Madrid estaba a tres. Xavi Pascual ordenó la falta y Sergio Rodríguez fue a la línea, metió el primero y falló el segundo adrede, pero el rebote no fue para los blancos. Wallace atrapó un esférico que bien vale un título de Liga, quizá, la mejor de los últimos años.